Varios delincuentes, que se cree estarían relacionados a la venta de drogas, raptaron a un hombre, de 31 años, a quien luego acribillaron a balazos en un descampado, en un suceso que comenzó en la localidad bonaerense de Ingeniero Juan Allan y que finalizó en Florencio Varela.

Al respecto, los voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron que la infortunada víctima, identificada como Néstor Alejandro Ledesma, de 31 años, fue localizada sin vida por los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Florencio Varela en un terreno baldío situado en el cruce de Doctor Eduardo Ladislao Holmberg y Paysandú, en el denominado barrio Santa Rosa, y casi en límite con la zona de Ministro Rivadavia, en Glew, en el partido de Almirante Brown.

Trascendió que los uniformados concurrieron a dicho predio luego de recibir una denuncia al número telefónico de emergencias 911, que hacía referencia a una persona fallecida en el mencionado lugar.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los hechos comenzaron el miércoles pasado, cuando un grupo de individuos, provisto de armas de fuego, arribó a una finca situada en las inmediaciones de calle 1131, entre 1108 y 1119, en jurisdicción de Ingeniero Juan Allan, donde residía Ledesma, a quien se llevó cautivo por la fuerza.

En estas circuntancias, los malvivientes además hirieron a un adolescente, de 15 años, quien se asegura que sería hermano del occiso.

Basándose en los datos obtenidos en el escenario del ilícito por los peritos de la Policía Científica, se logró establecer que Ledesma presentaba múltiples heridas de arma de fuego en el cuerpo, estimándose que los agresores le habrían efectuado incluso un disparo de escopeta en el rostro, tras colocarle el arma de fuego dentro de la boca.

Miembros de las comisarías 1ª de Florencio Varela y de Ingeniero Juan Allan realizan diferentes procedimientos para dar con el paradero de los autores del tremendo crimen, que se presume habrían obrado por venganza, en tanto que, a raíz de lo ocurrido, se encuentra demorado un individuo, de 42 años.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Privación ilegal de la libertad y homicidio”, el doctor Darío Santiago Provisionato, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 1 de Florencio Varela, dependiente de los tribunales quilmeños.

El rapto de Ledesma sucedió en proximidades de un arroyo, ubicado en la esquina de 1118 y 1131, en la zona de Ingeniero Juan Allan, donde, el 27 de agosto pasado, fue encontrado el cadáver acribillado de catorce balazos de un individuo, en un presunto ajuste de cuentas entre narcotraficantes.