Un colegio del norte de Inglaterra pidió disculpas este jueves y suspendió a un profesor por haber mostrado en clase una caricatura del profeta musulmán Mahoma, lo que provocó un movimiento de protesta.

“La escuela pide disculpas por el uso de una imagen totalmente inapropiada en una reciente lección de estudios religiosos. Esta no debería haberse utilizado”, afirmó Gary Kibble, director de Batley Grammar School, una escuela pública de West Yorkshire.

Este incidente se produce después de que en octubre un profesor de historia y geografía, Samuel Paty, fuera asesinado en Francia por un checheno radicalizado tras haber mostrado caricaturas de Mahoma a sus alumnos.

El Islam, en su interpretación estricta, prohíbe cualquier representación del profeta.

El profesor de Batley Grammar School “también ha expresado su sincera disculpa”, afirmó Kibble, subrayando que este había sido “suspendido” a la espera de una investigación “independiente”. “Es importante que nuestros hijos aprendan sobre los credos y las creencias, pero esto debe hacerse de forma respetuosa y sensible”, agregó.

Vídeos publicados en redes sociales mostraron a una veintena de personas protestando a las puertas del colegio, custodiado por la policía.

Los agentes del orden afirmaron que no habían realizado ninguna detención ni puesto ninguna multa, a pesar de que las manifestaciones están actualmente prohibidas en el Reino Unido debido al confinamiento contra el coronavirus.

El canal Sky News citó a un padre de familia según el cual la caricatura fue tomada del semanario satírico francés Charlie Hebdo, que desató una ola de ira en el mundo musulmán cuando volvió a publicar el pasado septiembre unas imágenes juzgadas blasfemas.

Esta nueva publicación tuvo lugar coincidiendo con el juicio por el atentado del 7 de enero de 2015 en París, en el que murieron 12 personas en la sede de la revista, cuyos responsables habían recibido amenazas de muerte por sus publicaciones de caricaturas de Mahoma.