La Universidad Nacional de Rosario (UNR) anunció hoy que puso en marcha la construcción de una Planta Pública de Alimentos que producirá 3.000 kilos de comidas deshidratadas por día para los sectores vulnerables de esa ciudad y la región.

El proyecto contempla una inversión inicial de más de 20 millones de pesos y cuenta con el apoyo del Gobierno Nacional a través del Consejo Federal de Políticas Sociales en coordinación con la municipalidad de Rosario.

“La producción consistirá en paquetes de un kilo que contendrán wok de fideos, guiso de lentejas, soufflé de verduras y arroz primavera envasados al vacío, lo que equivale a cuatro raciones de fácil cocción que no requieren cadena de frío”, indicó la UNR en un comunicado.

“Con su producción, garantizará el acceso a alimentos nutritivos de calidad a los sectores más vulnerables de Rosario y la región, priorizando a niños y niñas”, señalaron.

La Planta Pública de Alimentos de la UNR estará ubicada en el predio de Francia 754, donde funcionaba el comedor del Área Salud, ahora trasladado a Santa Fe y Ricchieri, sobre una superficie de 300 metros cuadrados.

“Este proyecto muestra la decisión de la Universidad pública de involucrarse, de comprometerse con lo que es el problema más grave y más urgente que tiene Argentina: el hambre”, dijo el rector de la UNR, Franco Bartolacci.

En ese sentido, consideró que “un país que produce en materia alimentaria lo que produce Argentina, no puede permitirse que haya cada día gente que no tenga un plato de comida”.

“Eso debe interpelar, pero sobre todo movilizar a todos los niveles del Estado y a la Universidad, poder hacer este puente entre el desarrollo científico tecnológico y el impacto de ese desarrollo en políticas concretas, en este caso, contra el hambre”, afirmó.

Por su parte, la presidenta del Consejo Federal de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, indicó que “desde el gobierno nacional vinimos a la UNR a ver lo que será la Planta Pública de Producción de Alimentos en asociación con ‘Argentina contra el hambre’ y el Ministerio de Ciencia y Tecnología, un financiamiento que nos va a permitir en este lugar dotar de infraestructura y maquinaria para lograr el sueño de que esta planta esté al servicio de los ciudadanos rosarinos y de la región”.

Actualmente se encuentran activas las obras de reacondicionamiento para la instalación de la Planta, en el marco de un programa general de coordinación con el municipio en asistencia alimentaria.

La planta producirá comidas deshidratadas de alto valor nutricional y de fácil preparación destinadas a personas con vulnerabilidad alimentaria en coordinación con las organizaciones sociales que ya trabajan en cubrir las necesidades alimentarias de esos sectores de la población.

Las instalaciones contarán con un área de maquinarias para el procesamiento, envasado y distribución de alimentos de alto valor nutricional, además de un laboratorio de análisis y de control de calidad de los productos, depósitos y demás áreas de trabajo.

Participarán cátedras y laboratorios de distintas unidades académicas de la Universidad que elaborarán diversas líneas de productos, cada una con su propia fórmula alimentaria balanceada, las cuales corresponden a distintas recetas a base de alimentos secos (lentejas, arroz, fideos, maíz) y deshidratados (tomate, soja, pimentón, arvejas, cebolla, zanahoria, choclo, etc.), a los que se les incorporarán carbohidratos, proteínas, lípidos (aceite vegetal), vitaminas y minerales, en proporciones adecuadas para un mayor aporte nutricional.