El ataque se produjo cuando los periodistas se encontraban en la zona realizando entrevistas a dirigentes de los Mapuche, cuando el auto en el que circulaban fue atacado a tiros, por lo que un camarógrafo de la señal resultó gravemente herido.

Un camarógrafo de la televisora estatal chilena TVN perdió un ojo y quedó con contusión cerebral como consecuencia del ataque a tiros a un equipo de la emisora en la provincia sureña Arauco, donde la violencia creció en medio de un conflicto por tierras con la comunidad mapuche, informaron fuentes médicas.

El equipo de TVN circulaba anoche en auto por una vía rural de Arauco (a unos 650 kilómetros al sur de Santiago) cuando recibió disparos que causaron graves heridas en el rostro y el tórax al camarógrafo Esteban Sánchez, y una lesión en un brazo al periodista Iván Núñez, informó la Policía.

“Sujetos desconocidos dispararon al vehículo en el que se desplazaba el equipo de TVN”, indicó Pablo Mera, comisario de la Policía de Investigaciones (policía civil).

Mientras la Policía inició la investigación para dar con los autores del ataque, los dos lesionados fueron trasladados a un hospital de la ciudad de Concepción, según la agencia de noticias AFP.

“Lamentablemente se confirma un estallido ocular y, como tal, el paciente perdió la visión” del ojo derecho, afirmó sobre Sánchez el director médico del Hospital Clínico del Sur, Francisco Henríquez, luego de que el camarógrafo fuera intervenido quirúrgicamente.

En la cirugía, a Sánchez le colocaron “estructuras para fortalecer y preservar la estructura del ojo, para evaluar posteriormente alguna especie de prótesis con fines estéticos” y luego lo trasladaron a una unidad de terapia intensiva por “las próximas 24 a 48 horas”, dijo el médico.

Henríquez aclaró que “no hubo lesiones que comprometieran la vida” del camarógrafo, que “llegó conversando y en buen estado neurológico” pese a haber sufrido “una contusión cerebral”, según los diarios santiaguinos El Mercurio, La Nación y La Tercera.

En tanto, Núñez se encontraba estable y en observación en una sala común, pero “conmocionado” por los hechos y por las lesiones recibidas por su compañero, completó Henríquez.

Tanto el gobierno como la propia TVN anunciaron querellas por el ataque.

“Nos hemos querellado por homicidio frustrado y por afectación a la libertad de expresión; acá hay un atentado a la vida y la integridad física de dos personas y también una grave afectación a la libertad de expresión”, afirmó el encargado de la Macrozona Sur, Pablo Urquízar.

Asimismo, TVN dijo en un comunicado que “ejercerá las acciones que, en su calidad de víctima del grave delito cometido, le corresponden persiguiendo a sus autores a través de una querella criminal y colaborando con la investigación en todo lo que sea posible”.

El ataque se produjo cuando los periodistas se encontraban realizando entrevistas a dirigentes mapuches, la etnia más numerosa del país que mantiene un conflicto con el Estado chileno por una centenaria demanda de tierras que consideran propias por derecho ancestral y que fueron entregados a privados, principalmente a empresas forestales.

La violencia creció en los últimos años en esa zona donde grupos radicales afines a la causa mapuche realizaron ataques incendiarios a haciendas, colegios y predios privados, y secuestraron y asesinaron a personas.

Pero también se registraron montajes de la Policía, desprestigiada por el asesinato del joven comunero Camilo Catrillanca durante un operativo policial en 2018.

El gobierno insiste que en esa zona también aumentó la violencia por la aparición de grupos de narcotraficantes y bandas que roban madera, que no tienen relación con la causa mapuche.