Los delincuentes huían de la Policía. La víctima, que también circulaba en moto, iba acompañada por un hombre, que resultó herido.

Una mujer embarazada murió en las últimas horas al ser embestida por motochorros que intentaban escapar de la Policía en Castelar.

La víctima, identificada como Milagros Silva, tenía 21 años y circulaba en moto con su pareja cuando los delincuentes la embistieron. 

Según fuentes de la investigación, eran tres las motos que querían escapar y fue un vecino el que realizó el llamado al 911 al ver que uno de ellos tenía un arma.

Así comenzó la persecución que terminó con la trágica muerte de la joven, en la intersección de Pardo y Palmero, en el barrio San Juan. Los dos delincuentes que circulaban en la moto, quedaron heridos y fueron detenidos.

El medio local Primer Plano precisó que la Policía comenzó a perseguir a los delincuentes en Segundo Rivadavia y Pérez Quintana, y que eran tres las motos de distinta cilindrada. Todas ellas escaparon en distintas direcciones.

“Lo que me dijeron cuando llegué fue que la embistieron cuando los perseguía la policía, y lo que me dijeron los vecinos era que el vehículo no tenía sirena. Y después me dicen que el patrullero chocó a la moto y eso hizo que chocaran”, denunció la madre de la joven en rueda de prensa.

La mujer precisó que Milagros estaba embarazada de tres meses y que junto a su pareja, Leandro Boracchia (23), “habían salido a comprar una gaseosa”.