En la última sesión, el Concejo aprobó un pedido para que se gestionen ante el gobierno nacional subsidios y/o créditos para aquellos inquilinos que estén en situación de vulnerabilidad y no puedan afrontar el pago del alquiler. Esta propuesta del concejal Lucas Simoniello se da en el marco del vencimiento del Decreto 320/2020, que –entre otras medidas- establecía el “congelamiento” de los precios de los alquileres desde el 31 de marzo del año pasado.

“En su momento apoyamos el congelamiento de los precios de los alquileres en el marco de la pandemia, dado que fue un alivio para muchos inquilinos saber que no iban a tener que afrontar un aumento más en un contexto económico complejo. La realidad hoy es diferente, porque en muchos casos existe una deuda acumulada producto de ese alivio momentáneo. Por eso lo que buscamos es acompañar a esas personas a afrontar esta deuda con el acceso a créditos blandos, garantizando instancias de mediación y evitando posibles desalojos”, explicó Simoniello.

“Afrontar el costo de un alquiler, en un contexto de alta informalidad e inestabilidad laboral como el que estamos viviendo, se vuelve muy complicado. A eso se le suma que en la mayoría de los casos se hace imposible de acceder a créditos de las entidades bancarias o financieras por los requisitos que se exigen” expresó el concejal. “Por eso creemos que desde el Estado debemos crear políticas públicas que ayuden a aquellas familias que desde hace ya meses no pueden afrontar el pago de sus alquileres o lo están haciendo con mucha dificultad”.

“Tenemos que pensar, además, que esta situación es compleja tanto para las familias que dejaron de pagar el alquiler, los servicios u otros consumos, como para los garantes, a quienes les puede generar posibles problemas, o los mismos propietarios” agregó.

Cabe destacar que el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios propone, en este mismo sentido, crear un subsidio o crédito, similar al instituido a través de la Tarjeta AlimentAR, para aquellas personas o familias que no puedan afrontar el pago del alquiler de su vivienda.

“En la actualidad son muchas las familias que para garantizarse una vivienda deben afrontar el pago del alquiler. Si miramos los datos, comparando los censos de 2001 y 2010, el porcentaje de propietarios tiende a disminuir, mientras que las viviendas alquiladas fueron aumentando. El año pasado, durante los meses de aislamiento y restricción de actividades económicas, realizamos encuestas a inquilinos a través de las cuales advertimos sus dificultades para cumplir con el pago de los alquileres” explicó Simoniello.

En este proyecto también se propone la intervención en el mismo sentido de la Oficina del Inquilino dependiente de la Dirección de Derechos Ciudadanos de la Municipalidad. Dentro de sus objetivos, se incluyen facilitar el acceso a viviendas en alquiler, gestionar el otorgamiento de garantías bancarias y/o seguros de caución, entre otros. “La intervención de este área es imprescindible para mejorar las condiciones del inquilinato en la ciudad” afirmó el concejal.

“Por todo esto creemos que es fundamental aportar y construir soluciones pensando en acompañar a las familias santafesinas en estos momentos difíciles para que puedan ejercer su derecho a una vivienda adecuada” finalizó Simoniello.