Un hombre fue condenado a prisión perpetua hoy en la ciudad de Rosario por haber asesinado de un piedrazo a un motociclista para robarle el vehículo en julio del 2019, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Jonatan Ezequiel Zapata, quien fue condenado por un tribunal integrado por los jueces Hernán Postma, Pablo Pinto y Rodolfo Zvala que le imputó el delito de “homicidio criminis causa”, es decir, por haber matado a una persona para ocultar o llevar a cabo otro delito, en este caso el robo de la moto, y de “robo calificado por el uso de arma impropia”.

El crimen ocurrió durante la noche del 19 de julio de 2019, cuando Joel Nicolás Bello (19) se movilizaba junto a su novia, ambos sin casco, en una moto marca Honda Wave, color negra.

Al llegar a Sorrento y Cullen un piedrazo que le impactó en la cabeza hizo que perdiera el control y terminaran en el piso.

Inmediatamente, Zapata se acercó hasta la moto, la levantó y se escapó andando mientras la víctima agonizaba.

En tanto, la víctima fue trasladada al hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, donde murió tres días después por traumatismo encéfalo craneal severo.

Al día siguiente de la agresión contra Bello, el condenado protagonizó una accidente vial en Entre Ríos y Catamarca mientras se desplazaba en la misma Honda Wave negra que le había sido robada a la víctima.

Luego de averiguaciones, que demoraron cerca de cuatro días, la policía logró detener al hombre mientras estaba internado en un hospital.

En ese contexto, los magistrados consideraron probada el argumento del fiscal Gastón Ávila y condenaron a prisión perpetua a Jonatan Ezequiel Zapata, como autor de homicidio criminis causa, es decir, de haber matado para concretar el robo de la moto y de robo calificado por el uso de arma impropia.