El equipo de Milán retocó el logo y rediseñó su estilo. “Innovador, minimalista, elegante y dirigido a las nuevas generaciones”, así lo presentó la página web oficial del club.

En esta ocasión, y después del que se llevó a cabo en 2014, se pudo ver un cambio bien definido en el estilo, así como también las ausencias de la F y la C que acompañaban a la I y la M dentro del círculo.

“Inter renueva su identidad visual para abrirse a un público cada vez más digital y consciente de la estética, para alcanzar objetivos globales y diferentes grupos de edad, para establecerse como un icono cultural y deportivo”, aseguró la institución mediante un comunicado.

Con su nueva insignia, el club neroazurro reconoció que el objetivo es hacer que la marca Inter se vuelva más reconocible para la audiencia más joven se identificara con ellos a lo largo y ancho del mundo.

“La evolución está fuertemente inspirada en las raíces del club: los valores fundacionales del Inter permanecen en el centro, preservando el espíritu histórico y emocional con el que se identifican los aficionados más fieles, y se enfatiza el vínculo con la ciudad de Milán”, describió el artículo que se publicó en la página oficial del Inter.

“El nuevo logo se presenta como una reinterpretación moderna del símbolo histórico del club, en una forma más ligera y minimalista, en continuidad con la versión original pero más adecuada para su integración en la era de lo digital”, detalló.

La transformación del escudo del Inter con el tiempo La transformación del escudo del Inter con el tiempo

El logo, que fue creado en 1908 por Giorgio Muggiani (ilustrador y fundador del club), tuvo varios cambios a lo largo de su historia, entre ellos destaca por su particularidad el que se presentó entre 1979 y 1989 en el que una especie de serpiente ocupaba el centro del escudo junto a una estrella a la izquierda.

En ésta ocasión, el nuevo logo creado por Bureau Borsche (uno de los estudios de diseño gráfico más importantes a nivel internacional) “resume los valores del Inter centrándose solo en dos elementos: La I de Internazionale y la M de Milán. La forma circular sigue el escudo de armas diseñado en 1908. En el centro, la I está abrazada por la M, cuyos rasgos son más atrevidos que los clásicos”.

En cuanto a los colores, “junto al negro, el nuevo logo presenta un nuevo tono de azul: más brillante y más moderno. Vibrante. El sistema tipográfico se basa en dos fuentes: Giorgio Bold, que es la principal y que se utiliza junto al logotipo. Univers Roman 55 como secundaria, para los textos”, concluyó.