Ronaldo supo ganarse un lugar dentro de los mejores futbolistas de la historia. Gracias a su habilidad y capacidad goleadora ganó dos Balones de Oro, fue dos veces campeón del mundo con la selección de Brasil y brilló con camisetas emblemáticas como las de Barcelona, Real Madrid e Inter.

En una extensa entrevista recordó su exitosa carrera y brindó detalles sobre su presente como presidente del Valladolid de España.

“No me importa si la gente me recuerda como ‘Ronaldo, el gordo’ o ‘Ronaldo, el fenómeno. Lo hice lo mejor que pude. Tuve una gran carrera y ahora comencé una nueva. Y también quiero ser el mejor”, afirmó el surgido de Cruzeiro de Belo Horizonte, mostrándose enfocado en su nuevo rol como dirigente.

En 2018 se convirtió en el accionista mayoritario del club español. “Quiero estar cerca de los jugadores y ver qué necesitan, pero trato de no acercarme demasiado, de quedarme en mi lugar. No quiero ser el presidente que dice, quiero esto y aquello o de lo contrario ¡te echo!”, comentó. Pese al entusiasmo y dedicación que le pone a este nuevo proyecto, el ex deportista se mostró como alguien inquieto y advirtió que este nuevo desafío no será para siempre: “No me voy a quedar aquí para siempre, porque tengo otras cosas para el futuro en mi mente. Pero es demasiado pronto para hablar de eso. Quiero hacer que este club sea mucho mejor y más grande que cuando llegué. Después de eso, veremos. Por ahora, hay que seguir trabajando y mantener al equipo en Primera”

Aunque su carrera estuvo plagada de highlights, Ronaldo ponderó su actuación en la final de la Copa del Mundo Corea-Japón 2002, en la que marcó los dos goles en la victoria por 2 a 0 ante Alemania (el delantero, con 9 conquistas, fue el máximo artillero del certamen): “Amo todos mis goles, son como mis bebés, pero siempre elijo a los dos con Brasil contra Alemania en 2002. Dos años antes, por las lesiones, nadie creía que pudiera volver a jugar al fútbol. Fui el máximo goleador y ganamos el Mundial. Esos dos goles representan mi gran pelea durante dos años”.

El inusual corte de cabello de Ronaldo en el Mundial de 2002 (REUTERS/Paulo Whitaker)

El oriundo de Río de Janeiro, que fue uno de los primeros “Galácticos” del Real Madrid, explicó la razón del inusual corte de cabello que utilizó durante parte de la competencia: “Era horrible. Pido disculpas a todas las madres que vieron a sus hijos hacerse el mismo corte de pelo. Vi a mis compañeros de equipo y les pregunté: ‘¿Les gusta?’ Dijeron: ‘¡No, es horrible! ¡Cortate eso! Pero los periodistas vieron mi corte de pelo y se olvidaron de la lesión”.

Otro hecho que marcó su carrera fueron las convulsiones que sufrió en la antesala a la final contra Francia en el Mundial de 1998 (Brasil fue subcampeón). “Estaba buscando a alguien que hablara conmigo y no dormir, para que no volviera a suceder. Encontré a Dida y le dije: ‘Dida, por favor quédate conmigo. Háblame’. Y estuvo conmigo hasta que salimos rumbo al estadio”, develó.

Durante la entrevista también sobresalen dos anécdotas. La primera es el origen de su primer nombre (en el documento figura como Ronaldo Luís Nazário de Lima). “El médico no cobró el parto porque mis padres no podían pagar, así que mi padre le llevó tres kilos de camarones que recogió en la playa y luego me pusieron el nombre del doctor”, narró el ex PSV, Milan y Corinthians.

La otra es sobre el primer encuentro que mantuvo con Michael Jordan. Fue en 1999, en la sede de la marca estadounidense que a ambos los vestía en ese entonces ubicada en Oregon. El basquetbolista tenía 36 años y venía de ganar su sexto anillo con los Chicago Bulls, mientras que el brasileño tenía 22 y amenazaba con hacer historia dentro del fútbol. “Me dijo: ‘Tú eres el Michael Jordan del fútbol’. Yo estaba como, ‘Vaya, eso es un gran cumplido’”.

“Me encanta ver mis videos, pero hay uno que más amo. Un tipo hizo un video conmigo haciendo 256 caños. ¡Ni siquiera puedo recordar que hice tantas!”, concluyó.