Beyoncé, una de las artistas más ricas de todo el mundo, sufrió un importante robo en un depósito de Los Ángeles. Según se conoció, los delincuentes se llevaron del lugar numerosos objetos de valor que superaban el millón de dólares.

Entre otras pertenencias, a Beyoncé le robaron ropa de diseñador, calzado, bolsos, accesorios, juguetes infantiles y otros objetos que tenía almacenados en tres unidades de almacenamiento. El robo ocurrió durante la noche y, por el momento, no se pudo dar con la identidad de los delincuentes.


Los artistas famosos suelen alquilar depósitos como estos para guardar objetos personales que prefieren no tener en sus hogares. Pero a pesar de parecer lugares seguros, esta es la segunda vez que le roban allí a Beyoncé. En la ocasión anterior, los delincuentes también se llevaron objetos de su estilista.

Entre otros artistas, Miley Cyrus también sufrió un robo similar en un depósito hace un tiempo pero, según se supo, solo perdió ropa y fotos familiares. En los últimos días, Camila Cabello y Shawn Mendes también fueron víctimas de un robo en su casa de la misma ciudad.

Beyoncé y su esposo Jay-Z son una de las parejas de la música más exitosas y ricas de todos los tiempos. Además de poseer empresas, inversiones y propiedades millonarias, los artistas son de los más respetados y premiados del momento. En la última entrega de los Premios Grammy, por ejemplo, ella se convirtió en la mujer más nominada de la historia con 79 ternas mientras que Jay-Z y Quincy Jones, con 80 cada uno, se quedaron con el primer puesto.

Hace un año, en abril de 2020, cuando la pandemia estaba empezando a hacer estragos alrededor del mundo, la cantante decidió tomar partido de la situación y ayudar desde su espacio. Así, se asoció con el fondo Start Small del fundador de Twitter Jack Dorsey para dar asistencia a personas que cuidan a enfermos de coronavirus en la comunidad afroamericana. En total, donó 6 millones de dólares en el proyecto.

En 2019, Forbes publicó su lista de las 80 mujeres más ricas de Estados Unidos cuyas fortunas construyeron ellas mismas y Rihanna, Beyoncé y Kylie Jenner fueron algunas de las celebridades que aparecieron en la publicación. Además de ganar dinero con su música y patrocinios, la artista y su esposo son empresarios y tuvieron diferentes proyectos como la fragancia “Heat”, un servicio de entrega de comida vegana, la línea de ropa deportiva “Ivy Park” y una participación en la plataforma de streaming Tidal.

Jay-Z, por su parte, fue uno de los primeros inversores de Uber, y hace unos años creó su propio fondo de capital de riesgo, “Marcy Venture Partners”. Además tuvo acciones de los Brooklyn Nets, giras y contratos millonarios, una participación en una empresa que fabrica champagne y su propia marca de coñac.