El pasado 25 de marzo cerca de las 18, el centro de Neuquén se vio conmocionado por un brutal accidente de tránsito que involucró a tres vehículos. En las últimas horas trascendió la noticia que la conductora que originó el siniestro es jueza y se encontraba bajo los efectos del alcohol.

Se trata de la jueza del Tribunal de Impugnación, Florencia Martini, quien quedó en el medio de la polémica tras haber protagonizado un accidente a bordo de una Nissan March. La mujer embistió a una Ford Ranger, en la intersección de las calles Buenos Aires e Islas Malvinas, en Neuquén.

Por el impacto, esta camioneta Ford terminó volcando y golpeando a un Fiat Cronos que se encontraba estacionado en el casco céntrico de la capital neuquina. Tras lo ocurrido, intervinieron los agentes policiales y le realizaron a Martini una prueba de alcoholemia. Esta arrojó resultados positivos y se supo que conducía con 0.64 gramos de alcohol en sangre.

Al hacerse público que la magistrada circulaba en estado de ebriedad, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) abrió una información sumaria para investigar y conocer más detalles que permitan determinar la participación de Martini en el accidente vial, que tuvo lugar el pasado jueves en Neuquén.

La palabra del Tribunal Superior de Justicia

El presidente del TSJ, Germán Busamia, estuvo en contacto con el diario LM Neuquén y confirmó la acción sumaria contra la jueza del Tribunal de Impugnación. “Es una investigación disciplinaria interna para establecer cómo fueron los hechos y qué participación tuvo la magistrada”, indicó.