Si bien dentro del campo suele mostrar una conducta intachable, del lado de afuera del césped pareciera no ser así, después de que éste fin de semana Marcelo sumara una nueva multa en su gran historial desde que llegó a Madrid.

Con los 600 euros que deberá abonar después de incumplir el cierre perimetral que se estableció en el país del viejo continente durante esta semana para contener la ola de contagios en fechas festivas, el futbolista ya acumula más de 1 millones de euros en infracciones.

Según informó el periódico español El confidencial, dentro de su historial, también cuenta con castigos económicos por problemas con Hacienda, por exceso de velocidad y fraudes fiscales por evasión de impuestos.

El brasileño llegó a Madrid en 2007 y se convirtió en el segundo capitán desde el 2015 (Reuters)

Con el correr de los partidos, el lateral brasileño se convirtió en una pieza clave para el conjunto de Zinedine Zidane, sobre todo en su primera campaña como técnico en la que cosechó tres Champions League consecutivas. Sin embargo, mientras más importante se hacía, más aumentaba la cifra del pago de sus multas.

El segundo capitán del Real Madrid se transformó en “uno de los futbolistas más reincidentes y conflictivos” del plantel, detalló el portal local. Una de sus primeras infracciones se produjo durante los ejercicios de 2011 y 2012, años en los que reconoció haber defraudado a Hacienda. Por tal delito debió abonar 150 mil euros.

En 2018, el carioca volvía a tener problemas legales, en esa ocasión con la Fiscalía de Delitos Económicos, después de haber utilizado una empresa extranjera para evadir impuestos. Tras reconocer el delito, el sudamericano desembolsó 800 mil euros. El ente fiscal también había pedido cuatro meses de cárcel por el hecho.

Marcelo acumula ocho partidos consecutivos sin jugar en el equipo de Zidane (Reuters)

En 2013 las infracciones llegaron por el lado de la seguridad vial. En aquel entonces, el futbolista efectuó el pago de 6 mil euros (25 euros por día durante ocho meses) por conducir sin puntos en su permiso de circulación. Según las informaciones de ese momento, Marcelo se había saltado una orden de “Ceda el paso” y fue allí cuando la policía lo detuvo para pedirle el carnet.

Una de sus últimas multas más costosas que recibió fue la del año pasado por manejar su vehículo nuevamente sin puntos en el carnet y por exceso de velocidad. En febrero del 2020 fue imputado por ambos delitos en un juicio celebrado en el juzgado de instrucción Nº3 de Alcobendas. Marcelo circulaba por la autopista M-12 a 134 km/h (el límite es 120 km/h) y tuvo que pagar 157 mil euros.

Estas infracciones se sumaron a una que se le hizo en Brasil tras negarse a pasar un control de alcoholemia en julio del 2019. Por tal motivo, la policía decidió quitarle la cédula habilitante para conducir (en territorio brasileño) y ponerle una multa de 600 euros.