Las restricciones ya vigentes en 19 departamentos se extenderán, a partir del sábado, a todo el territorio metropolitano durante cuatro semanas.

Estas medidas suponen que a partir del sábado por la noche y durante un periodo de cuatro semanas, los desplazamientos se limitarán en toda Francia a un radio de 10 km para las salidas diarias, sin certificado. Durante el horario del toque de queda, de 19 a 6 horas, o para los desplazamientos que superen los 10 kilómetros, se exigirá un certificado.

Entre las medidas detalladas por Macron, se mantiene en todo el territorio el toque de queda de las 7 de la tarde, se sistematizará el teletrabajo, “sin duda la medida más eficaz”,y los comercios no esenciales permanecerán cerrados en todo el territorio metropolitano, según la lista ya definida en los 19 departamentos.

Respecto a los viajes, “los ciudadanos que deseen cambiar de región para aislarse podrán hacerlo durante este fin de semana de Pascua”, ha dicho el presidente. “Los franceses y francesas en el extranjero que quieran volver a Francia también podrán hacerlo en cualquier momento y haremos todo lo posible para facilitar los viajes y la vida cotidiana de nuestros conciudadanos, los trabajadores transfronterizos”. Francia va a reforzar los controles.

Cierran todas las escuelas
Francia cierra tres semanas las guarderías, escuelas, colegios e institutos. Todos los centros educativos darán clase a distancia a partir de este lunes y durante una semana. A continuación, los alumnos estarán de vacaciones de primavera durante las próximas dos semanas.

El presidente Emmanuel Macron ha anunciado que “se adaptará el calendario escolar para no dejar a nuestros niños solos y sin aprendizaje”. El año escolar comenzará para todos el 26 de abril.

Los padres que tengan que cuidar de sus hijos y no puedan teletrabajar tendrán derecho a la jornada reducida.

Nueva estrategia de vacunación
La salida a la crisis pasa por la vacunación, insiste Macron. La ambición es “seguir teniendo cada vez más dosis acelerando nuestras compras y sobre todo produciendo”.

La vacunación se extenderá a todos los mayores de 60 años el 16 de abril y luego a todos los mayores de 50 años el 15 de mayo. El objetivo es que “todos los franceses mayores de 18 años que deseen vacunarse” puedan hacerlo “de aquí a finales de año”, ha dicho Macron.

Francia espera que todos los ciudadanos mayores de edad que deseen vacunarse puedan hacerlo de aquí a finales de verano.

Macron ha recordado las palabras que ya dijo en el inicio de la crisis: “viviremos con el virus”. “Si nos mantenemos unidos, si sabemos organizarnos en las próximas semanas, entonces veremos el final del túnel”, ha añadido.