Una mujer de 74 años fue despojada de una importante suma de dinero (pesos de moneda nacional y dólares) a manos de una vil estafadora que la hizo caer en un “cuento del tío”.

Como siempre ocurre en estos casos todo comenzó con una llamada telefónica. En dicha comunicación una mujer, que se hizo pasar por una nieta de la jubilada, le ordenó que debía entregar todos sus ahorros a un hombre que por la tarde iría hasta su casa.

Tal lo anunciado un individuo se presentó luego en el domicilio de la víctima (en barrio Sargento Cabral). Incauta, la jubilada le entregó al desconocido una bolsa con 32 mil pesos y 10 mil dólares.

Poco después, y ya sospechando lo peor, la mujer decidió llamar a su nieta verdadera. Demasiado tarde. Al darse cuenta del engaño la víctima comunicó lo sucedido a la policía.

Fue cuando cayó en la cuenta que había sido víctima de un enganño