Dos móviles aparecen en el material audiovisual de la banda Nicotina Lyrical. Jefatura confirmó que no hubo ninguna autorización para ello e inició una investigación. Los músicos hicieron su descargo en las redes.

Las luces encandilan la pantalla. El video de Pommery empieza con la irrupción de un patrullero de la Policía de Santa Fe del que se baja un agente que “cachea” a los integrantes de Nicotina Lyrical. El móvil será fondo constante del clip con su incandescencia, incluso tres bailarinas “perrean” contraluz.

La escena de control de las fuerzas de seguridad dentro de un video musical despertó un escándalo policial ya que, de acuerdo a lo informó Telenoche  no hubo nunca autorización de la Jefatura para ello. Incluso, la grabación tuvo lugar en las inmediaciones de la sede de la Unidad Regional II.

La Policía inició una investigación por el uso de dos unidades de las fuerzas, una de ellas adquirida recientemente.  En un posteo de Facebook, la institución se refiere a una “presunta falta administrativa”.

Por su parte, los Nicotina Lyrical hicieron su descargo en las redes en el que admiten desconocer de “protocolos y autorizaciones”. “A nosotros la música nos apasiona, nos transporta, pero sobretodo porque con ella contamos lo que vivimos, Porque si… somos unos pibes de barrio… que se nos ocurrió la idea espontánea de filmar a la policía cumpliendo nada más y nada menos que su labor.

Quizás no repercutiría tanto si cantábamos otro estilo de música de “gente de bien”, de hecho hay miles de videos donde la policía es puesta en ridículo…(cosa que es todo lo contrario en este video) No se si estará bien o mal que los filmen, desconocemos de autorizaciones, y protocolos..”, escribieron.