La pareja entre Valeria Lynch y Cau Bornes llegó a su fin en 2019 tras 11 años de matrimonio. Se habían casado en 2008, luego de estar un largo tiempo de novios . El polémico final anticipó lo que luego ocurriría: conflictos legales. El cantante brasileño exigió una compensación económica tras responsabilizarla por haberse alejado de su propia su carrera musical para acompañar la de ella.

Gustavo Halbide, el juez que entiende la causa, desestimó el reclamo. Bornes pidió que la cantante le pague de forma mensual una suma de 80 mil pesos y, además, solicitó que se le restituya la obra social de SADAIC. El hombre adujo problemas económicos y, por ende, gastos personales que no puede afrontar. La Justicia falló a favor de la famosa artista.

El ex de Lynch había informado: “Al momento de iniciarse estas actuaciones -noviembre del 2020- se encuentra abonando un alquiler de $23.000, así como la universidad de su hija con una cuota mensual de $9000 y posee un auto que no puede utilizar por no poder pagar los gastos de patente y seguro. Asimismo, manifiesta encontrarse en tratamiento psiquiátrico”.

En medio de este conflicto, Valeria siempre se mostró contenida por su actual pareja, Mariano Martínez, el músico y cantante de Attaque 77.

Por su parte, la abogada de la interprete de “Mujer amante”, la doctora Elba Marcovecchio, brindó detalles del conflicto judicial en el programa Nosotros a la mañana, que se emite por El Trece. “No deberá pasarle ni un solo peso”, dijo la letrada y sentenció : “Cau reclamaba alimentos posteriores al divorcio y el Código Civil es bien claro en este sentido. Solo para casos extremos. Y, gracias a Dios, no se da en este caso. Porque Cau goza de buena salud, hace shows y no hay razón para que pida alimentos extraordinarios”.

El año pasado y, durante una entrevista en PH: Podemos Hablar, el programa que conduce Andy Kusnetzoff Lynch expresó: “Cuando hay un conflicto de esta naturaleza, hay que tener dignidad. Cuando una de las personas no tiene dignidad, todo se embarra” y en otro tramo, señaló: “Yo venía sospechando desde hace bastante de cosas turbias o feas, pero eran sospechas nada más. Cuando te separás, terminás conociendo a la persona realmente”.

Capítulo aparte para la relación entre la artista y la hija de Bornes. Pese al enfrentamiento publico, la joven llamada Thais eligió quedarse a vivir con Valeria. La cantante dejó en claro en más de una oportunidad el cariño que siente por la joven y la relación maternal que construyó con los años. Ambas se eligieron para compartir la vida y dejaron de lado los problemas que enfrenta la ex pareja.