12.1 C
Santa Fe
jueves 23 de septiembre de 2021

Insólito: el fisicoculturista que se casó con su muñeca inflable anunció su separación

Foto: Archivo

Te puede interesar

Duro menos que un suspiro decían las abuelas… Es que la relación entre el actor y fisicoculturista ruso Yuri Tolochko con Margot, su muñeca sexual, llegó a su fin después de ella sufriera un desgaste propio del material con el que fue fabricada.

Durante varios meses, la inverosímil pareja había vivido un romance pleno, que empezó en la pandemia y que se estiró más de la cuenta. Sin embargo, a poco más de tres meses de haber pasado por el altar, la unión llegó a su fin.

El hombre explicó que no pudieron mantener la relación debido a que ella sufrió daños en su material de fabricación y tuvo que ser enviada durante un tiempo a otra ciudad para solucionar las fallas. Al respecto, el fisicoculturista aseguró que se siente “devastado” y que la soledad lo afectó de tal manera que decidió cortar la relación de raíz.

Pero eso no es todo. Tolochko también dio a conocer que ya tiene un nuevo amor. Es otra muñeca inflable llamada Lola, con quien ya convive. De hecho, ya tuve una presentación oficial en sus redes sociales: “Déjenme presentarles a mi nueva esposa, Lola. Aún no he decidido sobre su identidad sexual y de género”, publicó recientemente el hombre en su cuenta de Instagram en la que ya acumula más de 100 mil seguidores.

En el mismo posteo, el fisicoculturista también dejó entrever que podría empezar a practicar la poligamia y no descartó que lleguen más muñecas inflables para hacerle compañía.

“Además de Lola, puede que tenga otra esposa”, comentó Tolochko en la publicación de un video en el que presentó por primera vez a su nueva pareja, aunque el mensaje indicaría que próximamente podría comprar más muñecas.

Este tipo de casos han sido clasificados bajo la categoría de ‘agalmatofilia’, que hace referencia a personas que sienten atracción sentimental y sexual hacia objetos inanimados, por ejemplo, muñecas de plástico, estatuas y maniquíes.

Historia de un amor

Tolochko comenzó su relación con Margot -nombre que le dio a su esposa- en mayo de 2019. Su historia llamó la atención primero en las redes sociales y luego saltó a los medios internacionales.

“Nuestro romance floreció durante la cuarentena”, señaló este particular personaje de las redes sociales, que cosecha más de 95 mil seguidores que siguieron de cerca toda su historia de amor con la muñeca, con la que comparte muchos aspectos de su vida diaria, hace actividad física y hasta viaja por el mundo.

“Cuando presenté su foto al mundo, hubo muchas críticas y ella comenzó a desarrollar un complejo, así que decidimos someternos a una cirugía plástica. Ella había cambiado mucho. Al principio, fue difícil de aceptar, pero me acostumbré más tarde”, contó una vez.

La boda entre Tolochko y su enamorada iba a celebrarse a principios de 2020, pero la pandemia de coronavirus truncó los planes. La pasión, sin embargo, se mantuvo intacta. Y a fines de noviembre hubo casamiento con una ceremonia con salón, fiesta e invitados.

Todo quedó registrado en una serie de videos de Instagram donde pudo verse al fisicoculturista besando y colocándole el anillo a su flamante esposa. Margot lució espléndida, con un vestido blanco, velo y un ramo de rosas del mismo color.

Hoy, la historia es diferente. El amor se desinfló y Margot ya es parte del pasado.

[comentarios]

Últimas noticias