A contar del lunes 5 de abril a las 05.00 horas, las fronteras permanecerán cerradas durante 30 días,“tanto para ciudadanos chilenos como para residentes extranjeros en nuestro país”,  según explicó la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell.

Según detalló la autoridad, quienes tengan “una situación extraordinaria” pueden solicitar una autorización, a través de la Comisaría Virtual, mediante un formulario. Es decir, si hay persona debe viajar fuera del país por un motivo urgente de carácter humanitario, tratamientos de salud o gestiones imprescindibles para la marcha adecuada del país, pueden solicitar el permiso.

La medida también implica que no pueden ingresar al país extranjeros durante los próximos 30 días. Especialmente los turistas provenientes que naciones consideradas de “transmisión comunitaria” del Covid-19 por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es posible hacer una excepción si de aquellos debidamente autorizados por “la autoridad consular chilena en el país de origen, bajo criterios sanitarios fundados emitidos por la autoridad sanitaria, mirando siempre el interés general del país”.