El trágico accidente ocurrió en Lanús Oeste. Los jóvenes que se trasladaban en el automóvil habían subido imágenes a redes sociales

Dos jóvenes hermanas de 22 y 26 años murieron esta madrugada luego de un violento accidente producido en Lanús Oeste. Según reconstruyeron los testigos del siniestro, las mujeres se trasladaban junto a otras cuatro personas en un Audi que impactó a gran velocidad en una columna, ubicada en la intersección de las calles Rivadavia y Viamonte.

De acuerdo a las tareas preliminares de la Policía, se cree que el vehículo transitaba a altísima velocidad en el momento en que el conductor perdió el control.

Defensa Civil arribó llegó a la zona a las 3:45 y en conjunto con los Bomberos tuvieron que recortar parte del auto para rescatar las víctimas que habían quedado atrapadas en la parte de atrás. En ese momento constataron que Denise Nicole Ojeda (22 años) y Agustina Ojeda (26) habían fallecido en el acto. El conductor, identificado como Demián Osvaldo Pedreira (27), logró bajar por sus propios medios.

Belén Castillo, de 19 años, y Alejandro Weber de 28 fueron trasladados con politraumatismos y fracturas al Hospital Evita.


“Sacamos a un joven que estaba muy asustado, en crisis de nervios, preguntando por sus amigos. Tenía politraumatismos varios al igual que el resto de los ocupantes del vehículo. No hubo otros autos involucrados en el choque”, contó Hernando Jorge, jefe de bomberos que participó el operativo.

Además de impactar con una columna, el automóvil destruyó el frente de un local de lotería y provocó que se derrumbara parte de su techo. Tal fue la violencia del accidente, que el motor del vehículo importado se desprendió y terminó a varios metros del resto de la máquina.

El alcohol fue un agravante. Los bomberos encontraron restos de vasos y botellas. Los jóvenes subieron imágenes a redes sociales que habrían sido registradas pocos minutos antes del impacto dentro del mismo Audi. Allí se los puede ver cantando, bailando y bebiendo. A Pedreira -el conductor- le extrajeron sangre para constatar si había ingerido alcohol y se espera el resultado. Tanto él como el acompañante quedaron internados y bajo custodia policial a la espera de las primeras definiciones de la Justicia.

El de Lanús no fue el único accidente de este Viernes Santo. Una Chevrolet Tracker roja y un Toyota Corolla chocaron en Independencia y Lima, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Afortunadamente no hubo heridos graves. Los testigos dicen que la camioneta cruzó el semáforo en rojo.