Así lo aseguró la ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, en conferencia de prensa este viernes en Rosario. La persona con la mutación brasileña fue detectada en Rafaela, mientras la otra, en Santa Fe.

:
La titular de la cartera sanitaria afirmó: “Hemos detectado hoy (viernes) un paciente en Rafaela con hisopado positivo por PCR. Se hizo la secuenciación genómica con gente del Conicet y dio una cepa compatible con la de Manaos”. La persona permanece aislada y se comenzaron las investigaciones pertinentes. En tanto, en la ciudad de Santa Fe, se comprobó que una persona tiene la mutación del Reino Unido a través del mismo test. Este individuo también se encuentra en total aislamiento y tiene antecedentes de haber estado en contacto con viajeros.

Por otro lado, Martorano afirmó también: “Estamos con un aumento de contagios. Si bien estamos sosteniendo los niveles de ocupación de camas, hoy estamos en el 62 por ciento en la provincia, estamos viendo aumento de casos. Estamos llamando a toda la población a no relajar. Este es el momento bisagra”.

Con respecto a las vacunas, la ministra aseguró que para el lunes próximo se espera la llegada de 70.200 dosis de la producida en China Sinopharm. Mientras, el martes 6 arribarán 27.000 de la rusa Sputnik V. “Tenemos para vacunar fuertemente toda la semana”, expresó. A nivel poblacional, lo más urgente, por indicación del Estado nacional, es inocular a la población mayor de 70 años, según manifestó la funcionaria. “Es el modo de proteger los lugares de mayor circulación”. Posteriormente, se seguirá con las fuerzas de seguridad. Sonia Martorano aclaró que la vacunación continúa esta semana a pesar de los días feriados por la Semana Santa.

En relación a las personas que salieron del distrito por vacaciones y regresan desde otras regiones del país, la ministra afirmó: “No es lo más recomendable viajar fuera de la provincia, pero quien salga de la provincia debe tener todos los cuidados y al ingreso tener cuidados pertinentes de mantenerse en burbuja los primeros días y no tener contacto directo con los mayores”.