Sirve como documento dentro del país y próximamente se podrá utilizar para viajes internacionales. Toma los datos del Registro Federal de Vacunación Nominalizado.

El Gobierno de la Nación lanzó un pasaporte sanitario de coronavirus, que sumó el viernes 9.902 casos y 82 fallecidos, según informó el Ministerio de Salud. La aplicación Mi Argentina, que ya permite llevar el DNI, el registro de conducir o la cédula verde del auto, ahora suma, una credencial digital que demuestra si una persona ya fue vacunada.

La herramienta, que sirve como documento dentro del país y próximamente como pasaporte sanitario para viajes internacionales, toma la información sobre la inoculación obtenida del Registro Federal de Vacunación Nominalizado.

“Si te vacunaste contra el COVID-19, ahora podés encontrar en Mis documentos, la credencial que acredita que estás vacunado con el nombre de la vacuna, lote, dosis y lugar de aplicación para presentarla dónde te la requieran”, informa el portal de Mi Argentina.

La aplicación contará próximamente también con información sobre resultados de PCR y certificados de inmunización de hijos e hijas. “Por primera vez, tenemos un registro unificado y digital de todas las personas a quienes se le dio efectivamente la vacuna”, destacó sobre la herramienta la titular de la Secretaría de Innovación Pública, Micaela Sánchez.

Mientras tanto, el país continúa con su Plan de Vacunación, que ya logró la aplicación de 4.163.858 dosis hasta el momento, con más de 3,8 millones de personas inoculadas con la primera dosis y más de 683.000 con el esquema completo.

Para llevar a cabo la campaña de inmunización, Argentina recibió más de 6,7 millones de inoculadores, mientras el Gobierno argentino distribuyó más de 5,5 millones de estas unidades entre sus jurisdicciones, según informó la agencia de noticias Télam.

La asesora presidencial Cecilia Nicolini señaló que dentro de la “estrategia multivacuna” decidida por el Gobierno argentino se incluyen en estos momentos negociaciones con Cuba e India para la adquisición de inoculadores.

Nicolini no descartó que sigan las conversaciones también con la farmacéutica Pfizer, que fue una de las primeras con las que el Gobierno tuvo contacto, pero las negociaciones quedaron suspendidas.