El grupo solidario comenzó una nueva campaña, luego de las que hicieron por útiles escolares y juguetes para niños del remanso Valerio.

Los Reyes del Paraná, el grupo solidario de Granadero Baigorria que viene organizando donaciones para los chicos del remanso Valerio y de las islas, se metieron de lleno en una nueva campaña: juntar ropa, frazadas y todo tipo de abrigos para llevar del otro lado del río. “Ya tenemos como diez bolsones de ropa”, cuentan sus responsables, que todavía tienen más de tres semanas para seguir recibiendo la colaboración de vecinos de Baigorria y toda la región.

  “El invierno es crudo en la isla”, advierte el grupo a modo de eslogan para esta nueva patriada. La colecta se hará hasta el 24 de abril, y luego la intención es llevar todo lo juntado a las islas frente a Rosario y Granadero Baigorria. Para esto, el grupo ya tiene hecho, de campañas anteriores, un relevamiento de los habitantes, y sobre todo de la población infantil, a la que ya abasteciera -en febrero- de útiles escolares.

  La nueva campaña comenzó a difundirse por las redes a través de los impulsores del grupo, una empresa de venta, reparación y carga de matafuegos, que propone una carga gratis a cambio de donaciones.

  Esta metodología ya había sido implementada otras veces, ya sea para llevar alimentos al Remanso Valerio, como regalos de reyes a las islas. De allí surgió el nombre “Los Reyes del Paraná”. El local de Firextintores (así se llama el negocio) está ubicado en calle 13, a la altura del 2248.

Tal como publicó oportunamente La Capital, la idea de realizar campañas solidarias surgió en 2020, pero después de la primera colecta el grupo fue creciendo. Ha llegado a recibir apoyo oficial y privado, hizo rifas y hasta recibió un cuadro donado por un artista plástico para subastar, algo que hasta el momento no tuvieron necesidad de hacer porque las campañas fueron éxitos en sí mismas.

  Fabián Tavella es dueño de Firextintores. A principios del año pasado, junto a Maximiliano Boero, empleado del negocio, tuvieron la idea de ofrecer cargas gratuitas a cambio de útiles escolares, y poder armar un stock de elementos para llevar a los chicos del remanso Valerio.

 La campaña tuvo éxito y sus impulsores, con la colaboración de Valeria Almada, hicieron el primer aporte a la escuela del Remanso. Allí, le prometieron a Elisa Acosta, “la maestra” del lugar, hacer lo mismo para el Día del Niño, pero con juguetes. La movida volvió a dar sus frutos y convocó a otros vecinos, negocios y entidades.

“Conocimos en el Remanso a Ricardo Ramón Maidana, pescador del lugar, y repartimos con él los juguetes. Fue entonces que se nos ocurrió hacer algo similar, pero con las islas del Delta, donde los vecinos están más aislados y venían sufriendo además el drama de los incendios”, comentó Tavella. La tercera campaña fue para Navidad, pero los destinatarios ya serían los chicos de las islas. Volvieron a juntar regalos y cruzaron. Ricardo los llevó en su bote y los contactó con los isleños. Maximiliano iba vestido de Papá Noel.  A partir de entonces se sumó el colectivo de Veteranos Continentales de Malvinas y otros negocios.

Se hizo una campaña para Reyes, con la colaboración de Elisa Acosta y Clide Barsotti (maestra de otra institución educativa), pescadores, como Maidana y Fabián Rodríguez, que aportaron sus embarcaciones. El municipio empezó a contribuir con el combustible para hacer los cruces, y Claudia Olmos (Chana, para los vecinos) cedió un espacio en el Remanso para guardar las donaciones. María Fernanda Masoero (Marita), de la Churrería Baigorria (Chacabuco 1024), canjeó churros por donaciones. Y el artista plástico Germán Gago donó un cuadro. El 15 y 16 de febrero, un total de 60 niños y niñas recibieron kits escolares. Ahí también colaboró el municipio, que aportó el combustible para los traslados y bolsones de alimentos. Los chicos fueron relevados uno por uno, y hubo útiles para todos los anotados. Tavella y Boero cruzaron vestidos de El Hombre Araña y Capitán América. Y la maestra Elisa, de Blancanieves.

  Con esta base de datos, ahora tienen otra logística. Y se lanzaron a juntar abrigos para un invierno que en las islas suele ser crudo.

Para colaborar: +54 9 3416 39-1927 (Elisa); +54 9 3415 20-7931 (Marcelo); +54 9 3412 77-0011 (Marita), o +54 9 3416 09-1486 (Fabián).