A cuatro meses de los Juegos Olímpicos de Tokio, Japón dispuso una serie de nuevas restricciones, mientras que Filipinas extendió su confinamiento y Bangladesh impuso otro de una semana.

Una serie de restricciones comenzó a regir este lunes en partes de Japón para intentar contener un avance del coronavirus a cuatro meses de los Juegos Olímpicos de Tokio, mientras que Filipinas extendió su confinamiento y Bangladesh impuso otro de una semana.

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, puso en cuarentena a la capital Manila, su área metropolitana y cuatro provincias la semana pasada luego de que las infecciones por coronavirus superaran las 10.000 en un día a nivel nacional.

La Iglesia católica de la excolonia española realizó sus eventos y ritos de Semana Santa y Pascuas de manera virtual luego de que Duterte prohibiera todo tipo de reuniones públicas, incluyendo en lugares de culto.

Este lunes, el Gobierno anunció que el confinamiento en todas esas regiones se extenderá una semana más debido a que los casos de coronavirus siguen en aumento y ya comienzan a sobrecargar los hospitales.

Varios centros médicos de Manila y su zona Metropolitana, donde viven 25 millones de personas, ya han dicho que no pueden aceptar más pacientes ambulatorios porque sus salas están repletas de personas con Covid-19.

“Nadie podía prever lo infecciosas que son estas nuevas variantes, y como resultado de ellas tenemos estas abultadas cifras” de contagios, dijo hoy el vocero presidencial Harry Roque a la cadena de noticias filipina ABS CBN News.

Roque dijo que el Gobierno inaugurará en las próximas horas un hospital con 110 camas de terapia intensiva en la región de la capital.

Filipinas, con 108 millones de habitantes, acumula más 795.000 casos de coronavirus y 13.425 muertes, las mayores cifras de todo el Sudeste Asiático.

En Japón, en tanto, medidas de “semiemergencia” comenzaron a regir desde este lunes en Osaka y otras dos prefecturas del norte del país en un intento por contener un nuevo aumento de contagios a menos de cuatro meses de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Expertos y autoridades de salud han expresado su alarma por la rápida suba de casos en Osaka, que se vincula a nuevas variantes del virus más transmisibles.

Osaka registró 593 infecciones en las últimas 24 horas, sobrepasando las 355 de Tokio, dijo hoy el Ministerio de Salud, informó la agencia de noticias japonesa Kyodo.

Las medidas de precaución sanitaria regirán hasta el 5 de mayo, y exigen el cierre a las 20 de bares y restaurantes en seis ciudades de las prefecturas de Osaka, Hyogo y Miyagi.

Filipinas, con 108 millones de habitantes, acumula más 795.000 casos de coronavirus y 13.425 muertes, las mayores cifras de todo el Sudeste Asiático.Filipinas, con 108 millones de habitantes, acumula más 795.000 casos de coronavirus y 13.425 muertes, las mayores cifras de todo el Sudeste Asiático.

A los residentes de esas ciudades se les ha pedido que cumplan las restricciones y que eviten los karaokes y las salidas no esenciales.

Japón acumula más de 485.000 casos y 9.210 muertes por el coronavirus.

Bangladesh, en tanto, puso este lunes en vigencia un confinamiento nacional casi total de una semana, que incluye el cierre de los shoppings y la suspensión parcial del transporte público en medio de un incremento de casos y muertes por coronavirus.

Se trata del segundo confinamiento nacional desde marzo pasado, y se anunció días atrás luego de que autoridades de salud dijeran que las salas de terapia intensiva de los hospitales estaba sometidas a una presión abrumadora.

A partir de este lunes, quedaron suspendidos todos los vuelos domésticos, el transporte fluvial y el servicio de trenes.

Los bancos deben limitar sus horarios y las fábricas deben brindar transporte a sus empelados.

El Gobierno ha solicitado a la gente que se quede en sus casas entre las 18 y las 6.

Con 163 millones de habitantes, Bangladesh registra hasta ahora más de 637.364 casos de coronavirus y 9.266 muertes.