A dos semanas de la primera infección confirmada, la cifra de víctimas fatales no ha dejado de crecer en un hogar en Fray Bentos. El ministro de Salud viajará a la ciudad

De todos los fallecidos en Uruguay por el COVID, el 1,3% corresponde a un solo centro de ancianos que afronta un dramático brote y cuyo saldo de víctimas podría aumentar, ya que hay deceneas de otros contagiados.

El geriátrico Victoriano Sosa, ubicado en Fray Bentos, detectó el primer contagio hace dos semanas, el 21 de marzo. Desde entonces, la enfermedad se expandió con velocidad. “En 15 días murieron 15 personas. Es realmente triste”, dijo a El País Daura Garaza, directora del lugar. Las víctimas fatales tenían entre 77 y 90 años.

El caso, informado por primera vez por Subrayado, despertó preocupación en el gobierno de Luis Lacalle Pou, quien se mostró preocupado y envió a su ministro de Salud, Daniel Salinas. Inicialmente, se informó que los fallecidos eran 13 y que otros habrían muerto por otras causas.

El intendente de Río Negro, Omar Lafluf, detalló que varios pacientes tenían patologías agregadas. Fue muy comentada su decisión de no trasladar a los contagiados a los hospitales, ante el alto número de contagiados, pero el alcalde aseguró que en el lugar recibieron la misma atención que hubiesen tenido en una unidad de cuidados intensivos. Garaza añadió que es posible que por sus cuadros médicos, no hubiesen tenido acceso a la terapia intensiva, ante el fuerte aumento de casos en el país.

Se desconoce cómo llegó el virus al geriátrico, pero 25 personas han dado positivo. La primera detección fue un día antes de que la campaña de vacunación llegue al lugar. “Debía haber algún asintomático, porque cumplimos con los protocolos”, aseguró Garaza a El País.

Por su parte, el intendente asegura que “no queda nada más para hacer” para enfrentar la pandemia en la ciudad. “No sé cómo pedir para que se cuiden, lo juro por mis nietos. Cerré la costanera y la rambla. Íbamos con los autos pidiendo que cesaran las aglomeraciones y se iban abajo del puente. Entonces, no sé qué más hacer”, lamentó al periódico.

Hasta hace unas semanas, en Fray Bentos había apenas seis camas de terapia intensiva, pero la cifra fue elevada a 14.

Uruguay registró este domingo un nuevo récord de positivos de covid-19 al sumar 3.855 casos nuevos y llegar a 117.757 confirmados desde que comenzó la pandemia en el país suramericano, según el informe diario del Sistema Nacional de Emergencia (Sinae). Además, este domingo se registraron 30 fallecimientos por casos vinculados con el coronavirus SARS-CoV-2 de entre 30 y 95 años y ya son 1.101 las personas que perdieron la vida a causa de esta enfermedad.

El último récord de casos había sido el 2 de abril, cuando se detectaron 3.380 nuevos positivos.