¿Cuáles fueron las circunstancias en que un policía bonaerense mató de un balazo a un joven de 22 años en la localidad bonaerense de Berazategui Oeste? Eso se intentaba establecer tras la denuncia de los familiares de la víctima de que se trató de un caso de “gatillo fácil”.

El hecho ocurrió el viernes, alrededor de las 16, en la intersección de las calles 131 y 5 de la mencionada localidad del sur del conurbano, donde fuentes policiales informaron que el propietario de una panadería interceptó a tres hombres a quienes acusaba de haber intentado asaltar a su hijo.

Según los voceros, el panadero fue atacado por los presuntos ladrones y, en ese momento, tomó intervención un vecino del lugar que se desempañaba como efectivo de la Unidad de Policía de Prevención Local (PPL) de Lomas de Zamora que estaba de franco.

El policía se identificó como tal y primero realizó tres disparos hacia el suelo para poder disuadir el ataque, señalaron las fuentes. En esa discusión, uno de los jóvenes acusados, Nahuel López, recibió el impacto de un disparo en el cuerpo.

Marina, suegra de la víctima, contó al Periódico El Progreso que su yerno regresaba a casa con su hija cuando fueron agredidos por “un grupito de pibes” que les pegaron.

“Él se defendió y pudieron escapar. Después regresaron a buscar el celular -que se le había caído-, ahí es cuando vuelven a cruzarse con los que les habían pegado, y comenzaron a pelear. En ese momento, salió un policía disparando por todos lados y le pega un tiro, relató la mujer al tiempo que agregó: Cuando fuimos a la Comisaría no nos quisieron tomar la denuncia. La Policía quiere encubrir (el homicidio) diciendo que quiso robar pero es mentira”.

López fue cargado a bordo de una motocicleta y trasladado al Centro Municipal de Salud Doctor Javier Sábatto, de Berazategui. Poco después, fue derivado al Hospital Evita Pueblo del mismo partido, donde fue intervenido quirúrgicamente y murió este sábado.

Tras conocerse la muerte del chico, sus familiares movilizaron hasta el domicilio del efectivo que lo baleó y apedrearon la vivienda. 

Estos incidentes motivaron la investigación de las circunstancias en que ocurrió la muerte de López. Para ello, el fiscal Cristian Granados, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 2 de Berazategui, dispuso la intervención de la Policía Federal (PFA) al encontrarse involucrado un miembro de la fuerza bonaerense.

En el lugar del hecho, personal de la PFA secuestró un arma tipo tumbera, vainas servidas, la pistola reglamentaria de policía y proyectiles. Además esperaban los resultados de la autopsia al chico para determinar las causales del deceso.