Los animales han aparecido con síntomas típicos de encefalitis, supuestamente causadas por alguno de los cinco nuevos virus que fueron detectados en sus cuerpos.

Una misteriosa enfermedad está afectando a numerosos osos negros jóvenes de Sierra Nevada, Estados Unidos, y una señal reveladora es su sorprendente falta de temor al estar cerca de las personas. Así se desprende de un estudio elaborado por un grupo de veterinarios de California que fue publicado recientemente en el diario californiano Sacramento Bee.

Según los especialistas en los últimos 12 meses las autoridades han capturado a cuatro osos con encefalitis, “que puede ser causada por el sistema inmunológico de un cuerpo que se ataca a sí mismo”. Los osos con cerebros peligrosamente inflamados se han encontrado en el lado de Nevada del lago Tahoe y en el condado de Humboldt.

Ya en 2014, un grupo de especialistas del Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California (CDFW) había sido alertado por sus colegas del Departamento de Vida Silvestre de Nevada acerca de una serie de encuentros en la zona de la Cuenca Tahoe con osos jóvenes que parecían tener serios problemas neurológicos.

Tras una serie de estudios, los científicos lograron determinar que los osos sufrían de encefalitis, inflamación de sus cerebros. Si bien los exámenes también revelaron la presencia de cinco virus que nunca antes habían sido detectados en osos enfermos, los especialistas todavía no han podido confirmar si son la causa principal de la enfermedad.

Según explicaron los especialistas en una entrevista a la BBC, “la enfermedad se parece a la enfermedad de desgaste crónico, o enfermedad zombi, que se ha observado en numerosos alces y ciervos”. 

“Al igual que los osos con encefalitis, los animales con enfermedad zombi desarrollan síntomas que incluyen pérdida de peso, apatía, babeo, falta de conciencia, falta de miedo y muerte”, agregaron.

Si bien los científicos continúan trabajando contrarreloj para tratar de develar cuál es la verdadera causa de esta misteriosa y alarmante enfermedad que padecen los osos negros, por el momento recomiendan a las personas que presenten atención y tengan mucho cuidado cuando se crucen con un oso que les parezca demasiado simpático y amigable.