El conductor se quejó a la productora porque se olvidó de ponerle las plantillas a su calzado.


Darío Barassi siempre sorprende a todos en 100 argentinos dicen por su histrionismo, originalidad y permanentes e inesperadas salidas. Esta vez, el conductor se quejó por el calzado que estaba usando y, sin ningún tipo de inhibición, decidió comenzar el programa descalzo y exigirle a su productora que le fuera a buscar las plantillas.

“Estoy muy triste porque estoy usando un talle más de saco (se agarra la cabeza). ¿Es un talle más, Gisella?”, le preguntó Barassi a la productora, quien le dijo que no desde detrás de cámara.

“¡Pero mirá lo que es esto! ¡Ya el botón no está como antes!”, siguió su queja el conductor.

“Pero está mejor”, lo elogió Gisella.

“Pero estoy muy incómodo por algo. Porque yo tengo muchos defectos en la vida: soy virgen, tengo tetas, y tengo pie plano. Y necesito, para estar tranquilo, tener plantillas. Mis zapatillas hoy no tienen las plantillas. Que Gisella se ocupa todo el tiempo de que las tenga. Mariano, ¿puedo hacer el programa descalzo? ¿O es riesgoso?”, le preguntó al director de cámaras.

Y prosiguió: “Es raro. ¿Puedo mandar a Gisella que me busque las plantillas, y las ponemos acá en vivo? Pero le tengo que dar las zapatillas, Mariano. Me saqué las zapatillas, Mariano (risas). Es que no las puedo usar sin plantillas, me duele. No, no lo puedo hacer sin plantillas. No las puedo usar sin plantillas. Gisella, andá a buscarlas, yo mientras hago el programa. No puedo sin plantillas”, insistió.

Finalmente, ya sin el calzado, Barassi hizo su presentación habitual: “Bienvenidos a 100 argentinos dicen, me encanta estar acá y que estés ahí, prendido a eltrece y a 100 argentinos. En el día de hoy vuelve la familia Marzullo, que hasta ahora acumula 60 mil… ¡Ay, tengo frío en los pies! ¡Está frío el piso! No sé si las uñas están bien, ¿eh? Tengo buenos pies, igual”, cerró con mucho humor.