En medio de la pandemia, las prostitutas de la ciudad brasileña de Belo Horizonte reclamaron ser incluidas entre los grupos prioritarios para recibir la vacuna contra el coronavirus.

Estamos en la línea de frente, moviendo la economía, y estamos en riesgo, precisamos vacunarnos“, dijo Cida Vieira, presidenta de la Asociación de Prostitutas de Minas Gerais (Aspromig), que nuclea a unas 2.000 mujeres.

Las integrantes de la asociación realizaron una protesta con pancartas en una calle céntrica de la ciudad para hacer visible su reclamo. Dicen que se ven afectadas por el cierre de los hoteles donde alquilan cuartos para prestar sus servicios y que muchas de ellas están tomando riesgos sanitarios para conseguir clientes en las calles.

“Deberíamos estar en el grupo prioritario porque tenemos contacto con varios tipos de personas y nuestras vidas están riesgo“, dijo Lucimara Costa, trabajadora sexual.

Por ahora, el gobierno federal definió como prioritarios en la vacunación a los trabajadores de la salud, los ancianos, los indígenas, las personas con morbilidades y los docentes. Se estima que son unas 77 millones de personas que deberían quedar inmunizadas en el primer semestre de 2021. Pero las trabajadoras sexuales no están incluidas.

Hasta ahora Brasil suma más de 332 mil muertos, cifra superada en números absolutos únicamente por Estados Unidos.