El gobierno alemán planea negociar con Rusia la compra de dosis de la vacuna rusa contra el coronavirus Sputnik V si es aprobada por el regulador europeo de medicamentos, dijo el ministro de Sanidad, Jens Spahn.

“He explicado en nombre de Alemania en el consejo de ministros de Salud de la UE [Unión Europea] que mantendremos conversaciones bilaterales con Rusia, para saber cuándo y en qué cantidades podrían entregar” las vacunas, dijo Spahn a la emisora pública WDR.

El ministro justificó su decisión explicando que la Comisión Europea había anunciado que no negociaría la compra de la vacuna Sputnik V en nombre de los 27 Estados miembros, como había hecho con otras vacunas contra el covid-19.

Spahn precisó que las eventuales entregas de la vacuna rusa se harían una vez que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) haya emitido la correspondiente autorización yque en primer lugar Moscú debería precisar qué cantidades de Sputnik podrían suministrarse.

Rusia “debe suministrar datos” que conduzcan a la aprobación de la vacuna Sputnik por parte de la EMA, dijo el ministro.

Spahn declaró que espera de Rusia compromisos vinculantes sobre qué cantidades podrían llegar a Alemania. “Las entregas [rusas] deberían tener lugar en los próximos dos o cuatro, cinco próximos meses para que la situación actual cambie realmente” en cuanto al número de inyecciones, dijo el ministro, criticado por la lentitud de la campaña de vacunación.

Preacuerdo entre Bavaria y Rusia

Las declaraciones de Spahn se conocen después de que el miércoles el estado alemán de Baviera anunciara que firmará un preacuerdo para comprar 2,5 millones de dosis de la vacuna rusa, condicionado también a que las autoridades europeas aprueben su uso.

El primer ministro del “Land”, Markus Söder, indicó que ha habido ya una “prenegociación” con las autoridades rusas para recibir esos suministros, que quedan supeditados a las decisiones de la EMA.

“Se trata de una opción, insisto. Está supeditada a esa autorización”, explicó Söder, líder de la Unión Socialcristiana de Baviera, partido hermanado con la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel.

 Alemania dijo que Rusia “debe suministrar datos” que conduzcan a la aprobación de la vacuna Sputnik por parte de la EMA. (EFE/ Rayner Peña R./Archivo)

La cuestión del uso de Sputnik V es controvertida en Europa.

El ministro de Relaciones Exteriores francés criticó recientemente a Rusia por utilizarla como “herramienta de propaganda” en el mundo.

Hasta ahora, Rusia solo envió pequeñas cantidades de su vacuna al extranjero porque no puede producir suficientes y quiere dar prioridad a la población rusa.

Merkel quiere un cierre temporal estricto

El ministro de Salud alemán añadió que el endurecimiento que apoya de las medidas contra la propagación de la pandemia se levantaría una vez que se volvieran a registrar cifras menores de nuevos contagios.

La posición del ministro Spahn en relación con el endurecimiento de las restricciones en Alemania se conoce después de que una portavoz del Gobierno federal revelara el miércoles que la canciller, Angela Merkel, es partidaria de medidas más estrictas de manera temporal.

La portavoz, Ulrike Demmer, precisó que Merkel defiende un nuevo cierre de la vida pública alemana, de corta duración pero con normas de actuación unitarias para todo el país.

Este jueves se anunció un descenso de los nuevos contagios hasta los 20.407 nuevos casos con coronavirus en las últimas 24 horas -casi 4.000 menos que hace una semana- y 306 víctimas mortales -frente a 201 el pasado jueves-.

En el conjunto del país la incidencia acumulada en siete días cayó hasta los 105,7 nuevos casos por 100.000 habitantes, frente a 110,1 ayer y 134,2 hace una semana.