Por primera vez, desde que empezó la competencia, Andrea Rincón fue elegida para participar en un “Miércoles de beneficio” de “MasterChef Celebrity” y aunque empezó la gala de manera accidentada, logró lucirse con sus tapas españolas y ganó la medalla dorada, que no solo significa que sigue una semana más en el certamen, sino que contará con un privilegio en su próximo desafío.

La primera prueba consistió en armar pinchos de champiñones y al abrir la lata, la actriz sufrió un corte en su mano y debió ser asistida por un enfermero. “Me corté, ¡Chicos, me re corté!”, gritó para pedir ayuda y admitió que se impresionó mucho al ver la cantidad de sangre que perdía. Sin embargo, el accidente no afectó su desempeño y se consagró como la ganadora del primer mini-desafío, con el que le dieron la posibilidad de quitarle un ingrediente a cada uno de sus contrincantes.

La noche empezó a mejorar para Andrea y se llevó una sorpresa al recibir consejos de Germán Martitegui, quien se acercó a su isla dispuesto a darle ideas para mejorar su plato. “¡Me tira buena onda el pelado!”, manifestó la exparticipante de “Gran Hermano” en diálogo con la producción del programa. Y agregó: “Le entiendo mejor cuando me habla así. Le voy a hacer caso a lo que me dice”. “Hoy es tu día, casi que nos queremos”, retrucó el cocinero.

Finalmente, Rincón presentó una tortilla de papa con queso de cabra y tomate, champiñones rellenos con queso de cabra y gambas al ajillo. “Es la mejor tapa de tortilla que he comido en los últimos tiempos”, reconoció Martitegui y destacó que la participante pudo plasmar a la perfección sus ideas.

Mientras que Donato De Santis no solo elogió al plato de Rincón, sino que señaló que está en una nueva etapa en la competencia, por su crecimiento en la cocina y su cambio de actitud. Además, se animó a sugerirle a su colega que se asocie a Andrea para armar un “Tegui tapas” en España.

“¿Quién te dice? Mirá si terminamos en un restaurant los dos juntos y me terminás amando… Como amigos, tranquilo”, disparó la actriz con simpatía. Minutos más tarde, se enteró que había sido elegida como la mejor cocinera de la semana y tras recibir la medalla dorada no dudó en dedicarle su triunfo a su familia. “¡Qué emoción! ¡Mirá, mamá! ¡Mirá, abuela!”, exclamó.