Uno de los siniestros ocurrió en la subcomisaria 2da. de Santa Rosa de Lima. El otro en la subcomisaria 17ma. en calle Gorriti al 6000

Por Danilo Chiapello

Noche agitada para los bomberos, agentes policiales y personal de emergencias que debió intervenir antes dos incendios ocurridos en sendas subcomisarias de la ciudad.

El primero de los sucesos estalló poco antes de las 20 en la subcomisaría 2da. de barrio Santa Rosa de Lima; seccional donde hace apenas 48 años se frustró un intento de fuga.

Durante la noche del jueves nuevamente los internos allí alojados (unos 39 en total cuando la capacidad del lugar es para 16) iniciaron una revuelta que incluyó reclamos a viva voz y un principio de incendio, motivo por el cual el personal de guardia solicitó urgente el apoyo de otras unidades.

Minutos después se hizo presente un pelotón del Cuerpo Guardia de Infantería (CGI) además de los Bomberos Zapadores, quienes al cabo de un rato lograron controlar la situación.

No obstante se informó que, a raíz de lo acontecido, hubo ocho detenidos descompensados motivo por el cual se solicitó la presencia de una ambulancia.

Arribado el personal de emergencias procedió a examinar a los afectados y a quienes les aplicaron inyectables y analgésicos, sin que sea necesario trasladar a ninguno al hospital. 

Por su parte los agentes de Infantería se abocaron a asegurar el perímetro de seguridad externa del lugar.

Detrás de un calabozo 

En tanto, un rato después, cerca de las 22 se tomó conocimiento de un incendio ocurrido en la subcomisaría 17ma., ubicada en Gorriti al 6000.

Según se supo el siniestro se produjo en un sector que se usa como depósito detrás de los calabozos de la dependencia, donde había bolsas de residuos y material en desuso.

En cuanto a la causa del fuego, la primer hipótesis que se barajó apuntó a la posibilidad de que hayan tirado una colilla de cigarrillo o algo similar desde el calabozo de los detenidos, ya que hay un pequeño orificio en una caja de luz.

Se descarta algún tipo de manifestación o problema entre los internos.

El incidente no llegó a mayores ya que fue sofocado a tiempo por el personal de la dependencia con un extintor de fuego.

No obstante de igual modo se hizo presente una dotación de los bomberos zapadores, junto a personal del GOE y un grupo de CGI quienes reportaron que no hubo que lamentar lesionados, como así no hubo daños estructurales.