Un presunto trabajador de limpieza del Hospital General Fernando Quiroz Gutiérrez, de México, quedó detenido sospechado de haber atacado sexualmente a una paciente de 75 años que estaba internada en el área para enfermos de coronavirus.

Según lo que informó el centro médico, el sujeto fue descubierto in fraganti. La víctima estaba sedada y conectada a un respirador artificial en el área de terapia intensiva, por lo cual no podía defenderse del ataque, reporta el periódico mexicano Animal Político.

El presunto violador fue identificado con el nombre genérico de Mario Alberto y logró entrar al área restringida durante la madrugada, aprovechando el poco movimiento de esa hora. Dos trabajadoras del hospital lo advirtieron: una fue a pedir ayuda y la otra lo grabó con su celular como prueba incriminatoria.

El hecho fue confirmado por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), que emitió un comunicado repudiando el hecho. Se especula que por la seguridad con la que actuó, el individuo podría haber cometido actos similares con anterioridad.