El operativo estuvo en manos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, quien retuvo a los jugadores y crupieres implicados en la escena del delito.

La Policía de la Ciudad de Buenos Aires desbarató un casino clandestino que funcionaba en el barrio porteño de Villa Urquiza. En el lugar, cientos de personas apostaban en juegos como Blackjack y ruleta, entre otros.

A pesar de que muchas personas tenían puesto el barbijo, lo cierto es que el lugar no estaba homologado como casino y se violaba el DNU que decretó este miércoles el presidente de la Nación, Alberto Fernández, sobre las “medidas de prevención” ante la segunda ola de coronavirus.

El único medio en el lugar de los hechos registró el momento en que la Policía allanaba el casino clandestino y detenía a los implicados.

En las mesas de Blackjack se observaron muchas fichas y celulares iPhone de versiones recientes, que superan los mil dólares de costo, por lo que se estima que los jugadores son personas de un gran poder adquisitivo

Al parecer, el lugar donde funcionaba el casino clandestino es una especie de galpón o fábrica, que al lado tenía una recepción o “showroom” en la que se ubicaban las mesas de juego