La diputada nacional del Frente de Todos presentó un proyecto que propone efectuar modificaciones al Código Procesal Civil y Comercial de la Nación y suspender los plazos procesales por causa de parto, nacimientos y enfermedad de las abogadas y los abogados partes en un juicio.

Una problemática vigente para quienes llevan adelante esta profesión de manera autónoma y que perjudica principalmente a las personas con capacidad de gestar condicionando su labor. En muchas ocasiones deben asistir a las audiencias programadas en fechas muy cercanas al parto poniendo en riesgo la salud de las letradas.

Según indica la diputada nacional “actualmente no se contempla la suspensión de ningún plazo procesal, ni siquiera en el momento de un parto, ni de internación del o de la profesional.” y agrega que “como legisladoras y legisladores, debemos subsanar esta inequidad que coloca a profesionales del derecho en una situación de vulneración de sus derechos a la salud, a la integridad física y laboral.”

La iniciativa se traduce en la necesidad de saldar un vacío legal cuando concurren circunstancias excepcionales de índole personal o familiar. “Es necesario que abogadas y abogados cuenten con el amparo del ordenamiento jurídico que le permita excusarse de la atención de sus obligaciones profesionales” expresa la legisladora. La propuesta de modificación establece situaciones de fuerza mayor que son de gravedad suficiente ya que imposibilitan el ejercicio de la labor del letrado y merecen recibir tratamiento.

Ante esta problemática Patricia Mounier afirma que “es necesario formular una reforma procesal para garantizar la libertad de actuación y asegurar la dignidad de las y los abogados.” y aclara que el objetivo es saldar una deuda principalmente con las mujeres y personas con capacidad de gestar. Además, es una forma de abrir el camino para seguir pensando la formación con perspectiva de género en los ámbitos de la justicia y dar un paso más hacia la equidad de derechos e igualdad de oportunidades.