Los que incumplan la norma podrán realizar un descargo y pagar la multa, con lo que obtendrán la restitución del servicio eléctrico. 

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, firmó esta semana un decreto con el que habilitó a las empresas de energía eléctrica a cortar el suministro de quienes organicen fiestas clandestinas e incumplan las restricciones establecidas por la pandemia de coronavirus.

De acuerdo con la norma, “se faculta a las empresas del estado provincial prestadoras de servicios públicos a arbitrar los medios y a ejercer las acciones necesarias a fin de verificar si el inmueble en cuestión, cuenta con suministro en forma regular y se encuentra habilitado en legal forma”.

Según publicó TN, desde el gobierno chaqueño explicaron que meses atrás, las autoridades provinciales implementaron un control de eventos a través de una plataforma digital, donde se registraron los inmuebles para ser monitoreados.

Las celebraciones están permitidas siempre y cuando respeten un protocolo que dispone de capacidad máxima, duración y utilización de medidas de seguridad en los eventos.  

Las fiestas que no aparezcan en el sistema serán consideradas clandestinas, y los organizadores podrán recibir sanciones económicas. “Recibimos muchas denuncias, incluso de dueños de salones que sí cumplen, y observamos que había muchas personas que eran reincidentes y que no pagaban las multas. Nos reunimos con la procuración y fiscales y decidimos establecer una medida ejemplificadora”, señalaron las autoridades de aquella provincia.

Los que incumplan la norma podrán realizar un descargo y pagar la multa, con lo que obtendrán la restitución del servicio eléctrico. 

“Estamos en una pandemia, deseamos una conducta de responsabilidad social pero hay personas que aún no comprenden la gravedad de la situación. Es una herramienta a favor del Estado, al que cumple, no se le va a imponer”, sentenciaron.

Decreto

El decreto establece que si las autoridades detectan alguna irregularidad o alteración de acuerdo con la categoría de usuario, potencia o incumplimiento de medidas sanitarias, las empresas de energía interrumpirán el servicio.  

“El Ministerio de Seguridad y Justicia, determinará el procedimiento a fin de notificar a la Empresa prestataria de servicio, la infracción cometida, identificando el responsable y la ubicación del inmueble para la intervención pertinente. La reconexión del mismo implicará la acreditación previa del cumplimiento de las sanciones y/o multas aplicadas conforme el caso en particular”, determina la norma provincial. 

Entre otras restricciones, la provincia de Chaco prohíbe la realización de eventos o reuniones en espacios cerrados por cualquier motivo, salvo de grupos familiares convivientes. Al aire libre, el máximo permitido es de 20 asistentes. 

Los locales gastronómicos están habilitados para funcionar de 8 a 24 con un sistema de reservas a través de una aplicación estatal. Los casinos, gimnasios, templos cines y shoppings pueden funcionar con una ocupación máxima del 50%.