El fiscal imputó por homicidio simple a Diego C; quien el jueves por la tarde, tras ser asaltado, persiguió con su camioneta y embistió a los delincuentes.

El fiscal Patricio Saldutti imputó por doble homicidio simple a Diego Pablo C. Se trata del joven que el jueves por la tarde, tras ser asaltado en Fisherton, persiguió y atropelló a dos ladrones. Uno murió en el acto y el otro falleció en el Heca. También dictaron la prisión preventiva del imputado por un plazo de 60 días.

Mientras un nutrido grupo de vecinos y familiares del acusado se llegaron esta mañana hasta las puertas del Centro de Justicia Penal, vía Zoom el fiscal imputó a Diego C. por el homicidio de Diego Nicolás Quiroga García, de 25 años, y Luciano Escudero, de 29 años, a quienes arrolló con su camioneta en inmediaciones de Juez Zuviría y Navarro tras haber sido asaltado frente a su vivienda de Amuchástegui al 600. El primero de los delincuentes murió en el acto, mientras que el segundo falleció ayer en el Heca producto de las heridas.

En la audiencia, el fiscal Saldutti dio detalles de la mecánica del hecho, así como del relato de testigos y de policías que intervinieron en el caso. También mostró el video de una cámara de seguridad, que registró el momento en el que Diego C. se subió a la vereda y embistió contra los ladrones que iban en moto.

La defensa, a cargo del abogado Pablo Rajmil, cuestionó la calificación legal de la Fiscalía, al afirmar que no hubo intenciones de matar a los delincuentes. También rechazó el pedido de prisión preventiva de su defendido. El abogado propuso medidas alternativas a la prisión. Ofreció un inmueble como fianza y a familiares del joven como garantes.

El juez Román Lanzón hizo lugar al pedido de prisión preventiva del fiscal y estableció un plazo de 60 días. “No le resto gravedad a lo que sufrió pero hay dos secuencias muy claras. El video es lo suficientemente claro como para ver que la acción no podría tener otro resultado que el que tuvo. Sí habrá que profundizar cual era su estado en ese momento”, dijo el juez. Mañana habrá una junta médica para evaluar el estado en el que se encuentra el joven imputado.

Ayer, unas 2500 personas desafiaron la lluvia y marcharon por las calles de Fisherton exigiendo la liberación de Diego C, y por más seguridad en el barrio.