Paulo Londra cumple 23 años y lo festeja de una manera particular: encerrado por las restricciones y sin poder hacer lo que ama, a la espera de que se termine la batalla legal que lo mantiene fuera de la escena. 

Pero el músico cordobés dejó un mensaje en su cuenta de Twitter que generó esperanza. “Gracias a todos los que me saludaron por mi cumple loco los aprecio y ya voy con toda por ustedes”, les prometió a sus fans.

“Gracias a todos los que me preguntan por mi música y me dicen que me extrañan, gracias a ese amor llegué donde llegué y aguanté lo que aguanté, y todavía no sé cuánto falta, la justicia solo suena bonita pero es lenta, pero sepan que yo no bajo los brazos ni pierdo el norte”, había escrito a fines del año pasado. 

Mientras espera que se resuelvan los conflictos judiciales que lo enfrentan con Ovy On The Drums y la productora Big Ligas, Paulo se muestra feliz en su casa de Córdoba junto a su familia. Este es su primer cumpleaños como papá