El ministro de Economía, Martín Guzmán, logró uno de los objetivos más importantes que se había propuesto antes de viajar a Europa en el marco de las negociaciones por la deuda con el Fondo Monetario Internacional.

Este martes le confirmaron que mañana será recibido por el papa Francisco en la biblioteca del palacio apostólico del Vaticano.

Francisco fue clave para su nombramiento como ministro de Economía y para diseñar una estrategia de negociación con los acreedores privados y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Martín Guzmán tiene respeto intelectual por el Papa y le pidió una audiencia en Buenos Aires para dialogar sobre la situación de la Argentina, el escenario global atravesado por la pandemia y su pulseada con el FMI que aún resiste refinanciar en un larguísimo plazo la deuda de 44.000 millones de dólares contraída por Mauricio Macri.

Este martes le confirmaron que mañana será recibido por el papa Francisco en la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano. Será a solas, a las 11 en punto, hora de Roma.