Segunda derrota en noches consecutivas para los Denver Nuggets en la NBA. Y esta fue dolorosa: primero, porque el equipo se mostró frustrado en la definición del juego ante los Golden State Warriors, que se quedaron con el triunfo por 116-107.

Pero también lo fue por la dura lesión que habría sufrido Jamal Murray, la otra gran estrella del equipo junto a Nikola Jokic.

En medio de una noche conflictiva para su equipo, Facundo Campazzo fue de lo más destacado en Denver. Cada vez que ingresó a la cancha, el base argentino impactó en el juego del conjunto que dirige Michael Malone. En lo estadístico, terminó con seis puntos, cuatro robos, tres rebotes y dos asistencias en los poco más de 21 minutos que vio acción, pero lo más sobresaliente es que en varios pasajes del encuentro le tocó enfrentarse mano a mano con Stephen Curry, la gran estrella de Golden State.

Así fue que en el cierre del segundo cuarto, sorprendió por detrás al número 30 de los Warriors y le quitó el balón de las manos. Pero hubo más en el duelo entre ambos: cuando promediaba el tercer período, Campazzo le robó una falta en ataque a Curry gracias a su defensa pegajosa sobre el base de los locales. En el ataque, el ex Real Madrid cerró su noche con un perfecto 2-2 en tiros de triples y tuvo un +12 en favor de su equipo, el mejor de Denver en el partido que se disputó en el Chase Center.

Pero hubo una jugada particular que llamó la atención de la transmisión. Restaban menos de tres minutos para el cierre del anteúltimo parcial y Curry completó un gran movimiento en ofensiva contra el argentino: dribleó la pelota hasta que anotó un triple en la cara de Facundo. Y cuando se volvía a su campo para defender, mientras la cámara lo seguía, señaló por la espalda a Facundo y dijo: “Él no puede marcarme”, según indicaron en la TV y por las redes sociales.

Duelo entre Campazzo y Curry (AFP)

Más allá de los cruces con el base argentino, Stephen Curry tuvo una de esas noches que quedarán guardadas en los libros de la NBA. Además de anotar 53 puntos (14-24 en tiros de campo y 10-18 en triples), el tres veces campeón con los Warriors se convirtió en el máximo anotador histórico de la franquicia al sobrepasar a la leyenda Wilt Chamberlain. ¿Cómo lo logró? Con su sello: en el primer cuarto del juego, encestó cinco triples y llegó a la suma de 17.818 puntos para subirse a la cima de goleadores de Golden State en la NBA.

La contracara de la actuación de Curry fue lo que les sucedió a los Nuggets, que tras ocho triunfos consecutivos, perdieron dos juegos en fila y ahora tiene récord de 34 victorias y 20 derrotas en una Conferencia del Oeste que está en llamas. Todavía Denver mantiene la cuarta posición, pero se alejó dos partidos de Los Ángeles Clippers y ahora quedó a uno de los Lakers de LeBron James, que marchan en la quinta colocación a la espera del regreso de su máxima figura.

El gigante Jokic volvió a ser lo más destacado de la franquicia de Colorado con 27 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias, pero tuvo cinco pérdidas de balón y una baja eficacia en los triples (1-5). Además, se lo notó desconectado en la definición del partido, como molesto por lo que veía de su equipo en el campo. Aaron Gordon tuvo su actuación más baja desde su llegada de Orlando, pero la mala noticia de la noche fue la lesión que sufrió Jamal Murray y que lo podría dejar fuera de competencia por lo que resta de la temporada.Jamal Murray salió con claros signos de dolor por una lesión en su rodilla izquierda (AP)

Cuando restaba menos de un minuto para el cierre y con el juego a favor de los locales por siete puntos, el escolta canadiense intentó una penetración al aro y, cuando terminó la acción, cayó al suelo y comenzó a tomarse su rodilla izquierda con claros signos de dolor, justo la otra que le venía trayendo problemas en las últimas semanas.

Las próximas horas serán decisivas para conocer el grado de lesión para Murray. “Todo el vestuario estaba muy afectado por lo de Jamal”, dijo el coach Malone luego del partido. “Él acaba de regresar. Estuvo fuera por cuatro días. Le ha estado molestando la rodilla. Tomó esos cuatro juegos para intentar hacerlo bien. Es una sensación horrible”, agregó.

A pesar de las derrotas en juegos consecutivos, todas las miradas a partir de ahora estarán puestas en la salud de Murray, una pieza clave para Denver en su camino de volver a ser protagonista en los playoffs. El calendario para los Nuggets continuará este miércoles como locales ante el Miami Heat.