El diseñador de moda de 61 años se encuentra en la unidad coronaria del Sanatorio Trinidad de Palermo, donde se recupera de varias caídas que le produjeron fuertes dolores y hasta inmovilidad. “Lo único que puedo mover es la mano izquierda”, había contado hace unos días.

El diseñador de moda Roberto Piazza se encuentra internado en terapia intensiva por padecer dolores muy fuertes en el cuerpo, luego de sufrir reiteradas caídas. 

A través de las redes sociales, su pareja, Walter Vázquez, aseguró que si bien no es un cuadro de gravedad, los médicos optaron por “monitorear de cerca” al reconocido diseñador de 61 años.

“Hoy, lunes 12 de abril, quiero informar a todos que mi pareja, Roberto Piazza, se encuentra internado en terapia intensiva, unidad coronaria del Sanatorio Trinidad de Palermo, informó Walter a través de su Instagram y las de Roberto.

 “Debido a estudios que se le han realizado, se ha decidido tenerlo monitoreado luego de más de 20 días sufriendo diferentes dolencias.  No es un cuadro de gravedad, pero sí de control, sobre todo en momentos como el que atravesamos todos a nivel sanitario. Muchas gracias por los miles de mensajes de amor. Los mantendré informados”, explicó Vázquez. 

Hace una semana, el diseñador apareció en la pantalla televisiva y contó el motivo que lo hizo regresar al país de Madrid el pasado martes 6 de abril. Según relató apenas arribó al Aeropuerto de Ezeiza fue directo al Sanatorio de La Trinidad de Palermo para someterse a una batería de estudios debido a los dolores intensos que padece.

“Tengo dolores muy fuertes desde la cabeza hasta los pies, dolores que son insoportables. Estoy inmovilizado y lo único que puedo mover es la mano izquierda. La mano derecha no la puedo mover. La cintura apenas, casi no puedo caminar”, había relatado en un video que grabó para Los Ángeles de la Mañana. 

Además, en otra nota había expresado “Tengo cuatro pinzamientos de vértebras y en la pierna izquierda tengo una bota... No quería atenderme en España porque está caótica”. Piazza también manifestó que realiza un tratamiento con kinesiólogos para recuperar la movilidad.

Es que mientras estaba en Madrid, pasó la tormenta Filomena que cubrió de nieve algunas zonas de España“Después de la nieve, se congeló Madrid. Yo salí a caminar un día, porque no daba más de estar encerrado, con borceguíes que no son para hielo… Me caigo una vez de espaldas, fue un golpe tremendo, caer sobre el hielo es un latigazo”, explicó el diseñador.

Luego, se cayó de costado por segunda vez y se lastimó la mano derecha. Y la tercera caída que sufrió fue cuando estaba en un bar con su pareja y se peleó con un hombre.“Una tarde salimos con Walter a un bar gay y de repente entra mucha droga, demasiada. Había un tipo que estaba drogado, se empezó a pelear y lo empujó a Walter. El tipo me pecheó a mí, lo empujó a Walter tres veces. Yo me fui al humo y le di un codazo y le rompí la boca. Él me dio una trompada, me noqueó y me desmayé. Ninguna de las maricas me ayudó y Walter me levantó”, relató.

Tras ese último golpe, ya no pudo levantarse de la cama, sólo pudo mover la mano izquierda y quedó postrado

Además, el modisto afirmó que un médico le diagnosticó “estrés emocional” debido al encierro y la enorme preocupación que tenía por montar su negocio en España durante el aislamiento del año pasado. “Tuve un estrés emocional dramático, me agarraba dolor en el pecho y eso hace que te pase cualquier cosa…”, manifestó.

Por último, contó que aunque ya recuperó parte de la movilidad, todavía no puede caminar mucho. “Estamos trabajando a full, pero todo se postergó. Voy a volver a ser Roberto Piazza”, finalizó el diseñador.