A la hora de presentar su plato, María O’Donnell sorprendió al revelar que tiene anosmia (pérdida de olfato). La periodista realizó de guarnición un puré grillé de membrillo, que consideró que estaba “un poco pasado de vinagre”.

Antes de probar el menú, Martitegui tomó una cuchara, miró a la participante y le dijo: “Huelo el vinagre desde acá”. “Yo no huelo”, respondió O’Donnell y generó la reacción de sus compañeros. “Yo sí”, insistió el jurado que no se percató de que el comentario de la periodista había provocado el desconcierto de los otros famosos ya que la pérdida del olfato es uno de los síntomas compatibles con el coronavirus.

María O'Donnell, periodista y participante de Masterchef Celebrity

Entonces, María explicó: “Soy anósmica. Nunca olí en mi vida”. Y agregó, en uno de los videos editados detrás de cámara: “Cocino, pruebo los sabores y hay un sentido que no tengo, pero no siento que sea una gran desventaja”.

“Cerrá los ojos y olé eso. A ver…”, invitó Martitegui a la periodista, que repitió: “No huelo, Germán. No huelo nafta”. Sin embargo, acercó un bocado a su nariz e indicó lo que sintió: “Te puedo decir que hay algo fuerte, pero no te podría decir qué es. ¿Casi los maté en vinagre?”.

“Contame qué percibís”, le sugirió el chef. “Muy ácido. Muy avinagrado”, respondió la periodista luego de probar lo que había cocinado. “Con esa cantidad de vinagre son esos platos que devolvés porque no se puede comer”, dijo el jurado en su devolución.

Luego, Santiago del Moro le habló a la participante y destacó que no haya utilizado su anosmia como ventaja dentro del certamen. “No poder sentir los olores para cocinar es fundamental, como te dijo el jurado. Me llama mucho la atención que nunca lo usaste a tu favor…”.

“No, no, no -interrumpió O’Donnell- Me interesa que se hable de esto porque es una cosa de la que se habla poco. Y con todo lo del coronavirus de repente esto se empieza a hablar y está bueno”.

Desde que surgió la pandemia del coronavirus, se habla de la anosmia como uno de los síntomas que tienen quienes contrajeron el virus. La anosmia es la falta de olfato, que, además, da el 80% del sabor, por lo que el paciente puede referir también que tiene alterada la percepción del sabor de las comidas o las bebidas. Lo que ocurre en la anosmia es que se altera el receptor que está en la célula olfatoria, que también se llama célula bipolar o nerviosa, y es la única neurona que está fuera del cerebro.