Flavio Mendoza estuvo a punto de fundirse por la cuarentena social, preventiva y obligatoria del año pasado. En julio tuvo que vender su departamento ante la crisis económica y ayudó a sus bailarines con bolsones de comida.

Cansado de las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno para bajar el número de contagios, dijo que no va a permitir que le sigan sacando el pan para su hijo Dionisio.

“La peor arma es meterle miedo a la gente. Pido que nos dejen trabajar, tenemos que ayudarnos entre todos. Los argentinos tenemos que empezar a abrir los ojos, no tienen que agachar la cabeza. El público se asustó y ahora empieza a no venir. Estoy agotado, no voy a permitir más que me sigan faltando el respeto. Si fracasaron con el encierro, ¿por qué vuelven a hacerlo?”, aseguró en una entrevista con Marcelo Polino para su programa de radio.

El director y coreógrafo reconoció estar muy desilusionado y con el corazón en la boca por las nuevas medidas que puedan implementar en los próximos días si los positivos de COVID-19 siguen subiendo.

“Hablan de restricciones y al otro día hay una manifestación con miles de personas. Nos están matando hace un año… Desde el primer día que abrí el teatro los números nunca me dieron. Estoy haciendo espectáculos en donde le doy trabajo a muchísima gente. Estoy muy nervioso por todo lo que está pasando. Que hagan lo que tienen que hacer los políticos, que no se roben las vacunas mientras nosotros estamos tratando de trabajar”, precisó y de esta manera hizo alusión al escándalo de las vacunas VIP.

Días atrás, en su cuenta de Twitter, Flavio había dicho que tiene muchísimos proyectos teatrales de los que dependen alrededor de 300 familias. En ese sentido, disparó: “Por favor, no a este tipo de cierres porque realmente digo ‘¿no contagia el virus desde las 22 hasta las 5 de la mañana?’. Tienen que hacer cosas más lógicas como ir a los lugares donde las cosas se hacen mal”.

Desconcertado, opinó que el teatro, los circos y la actividad artística es segura, ya que se hicieron protocolos especiales para no correr riesgos. “Queremos seguir trabajando. Muchas familias dependen del trabajo que yo les doy. No bajemos los brazos. La cultura es segura”, concluyó.

La gira teatral de Flavio Mendoza en pandemia

Después de un 2020 devastador a nivel económico, Mendoza luchó por la reapertura de los teatros con protocolo. Durante el verano llevó adelante dos obras: Tres empanadas en Carlos Paz y Un estreno, un velorio en Buenos Aires.

Ahora, el productor comenzó con una gira nacional con la exitosa obra que estuvo en la plaza cordobesa. Con las funciones adaptadas a las medidas actuales, se presentó en Rosario y quiere recorrer el país para llevarle alegría a la gente.