El conductor del exitoso ciclo de Telefé, fue el famoso cocinero que acompañó a los participantes y cambió por un rato su rol en el programa.

Hace un año que los escucho todos los días”, les dijo a Betular, Martitegui y De Santis antes de empezar a cocinar, dejándoles en claro que comprendía perfectamente la consigna.

Las otras celebridades que cocinaron en la noche de ayer fueron Candela Vetrano, Alex Caniggia, Claudia Fontan, Gastón Dalmau y Hernán Loco Montenegro, los que se llevaron una gran sorpresa cuando al ingresar al estudio había seis puestos pero solo cinco participantes.

Ante la incógnita, el conducto anunció que contarían durante esa noche con la participación especial de un invitado que estaba aguardando en el mercado al que recurren todas las noches para conseguir los ingredientes para sus recetas. 

Minutos después de anunciar la sorpresa, Santiago del Moro pidió permiso para ir al mercado a buscar al cocinero que faltaba pero en lugar de volver con alguien más, Santi apareció luciendo el delantal blanco con su nombre, listo para estar a la par de los participantes durante los 60 minutos que duró la prueba.

“Ya era hora que viviera la experiencia de estar del otro lado”, dijo Del Moro quien cocina por primera vez en el reality culinario que cautivó a la audiencia argentina desde hace dos temporadas por la pantalla de Telefe.

El reloj empezó a correr para todos y los jurados se acercaron a la mesada del nuevo cocinero para indagar sobre su plato: “Voy a hacer un degradé de tomates que voy a pintar abajo con una vinagreta de chocolate”, empezó a contar Del Moro mientras los expertos le recomendaron cambiar de idea: “Estás seguro?” pero Santi se mostraba muy confiado.

Al conductor le tocó realizar la prueba junto a Vetrano que contaba con el beneficio de una medalla y tuvo la chance de que Santi hiciera parte de su plato. En este caso, le tocó realizar la guarnición fría para la que eligió hacer un carpaccio de tomates reliquia con salsa de granada, burrata con jamón crudo y vinagreta de chocolate.

“Generalmente soy una persona muy segura y para bien o para mal, yo me mando”, señaló en el back luego de que los jurados lo felicitaran por su conocimiento sobre cocina.

“Qué raro verlos de frente, siempre los tengo de costado”, manifestó del Moro al terminar la prueba que pasó con éxito e inmediatamente subió al balcón junto a Candela.

“Gracias por tanta enseñanza y espero haber estado a la altura porque este plato es de ustedes, hace un año que los escucho. La experiencia de haber estado en MasterChef Celebrity Argentina fue espectacular porque entiendo más que nunca el vértigo por el que pasan los participantes noche a noche”, dijo Del Moro, que se retiró con todos los honores.