Lo hizo en conmemoración del día mundial de la enfermedad con el objetivo de visibilizar a las personas que contrajeron esta patología y de sensibilizar a la sociedad.

El Ministerio de Salud de la provincia recuerda que este 14 de abril se conmemora el Día Mundial de la Enfermedad de Chagas. Marcelo Nepote, jefe del programa provincial de control de la enfermedad de Chagas, explicó que “uno de los objetivos de recordar este día es dar visibilidad a las personas que tienen esta enfermedad y, a la vez, brindarles la oportunidad de expresar su voz y necesidades, además de sensibilizar a la sociedad acerca de esta patología, describir los recursos necesarios para prevenirla, controlarla y eliminarla cuando sea posible”.

De acuerdo a datos de la Organización de la Salud, se estima que en las Américas, existen alrededor de seis a ocho millones de personas infectadas con el parásito que causa el mal de Chagas, cuya mayoría ignora su condición.

Para el jefe del programa un dato a considerar es que “se considera que en las Américas hay más de un millón de mujeres en edad fértil que podrían estar infectadas y que corren el riesgo de transmitir la enfermedad a miles de recién nacidos que llegan al mundo ya infectados por transmisión connatal”.

En nuestro país, hay casi un millón y medio de personas infectadas y cada año nacen 1.300 niños y niñas con la infección por esa forma de transmisión. “En la provincia de Santa Fe, las personas infectadas oscilan alrededor de las 150.000, de las cuales 30.000 padecen alteraciones cardiológicas”, agregó Marcelo Nepote.

Chagas y Pandemia
El jefe del programa provincial analizó que “desde luego la pandemia se lleva toda nuestra atención por lo que es un desafío importante para nosotros concientizar a las personas que padecen esta infección para que continúen realizando los controles médicos necesarios. También a las madres infectadas, para que sus hijos cuenten con el diagnóstico adecuado para determinar si están infectados”, explicó.

Información y medidas de prevención
El Chagas es una enfermedad causada por un parásito —el Trypanosoma cruzi—, que se transmite al ser humano y otros mamíferos a través de unos insectos, conocidos en Argentina como vinchucas. La transmisión vectorial ocurre cuando una vinchuca infectada pica e inmediatamente defeca sobre la piel de una persona, depositando allí los parásitos que estaban en su intestino, los que atraviesan la piel y pasan al torrente sanguíneo.

La vía connatal —de mujer embarazada infectada a su hijo— también constituye un modo de transmisión de esta afección.

Otras vías de transmisión —a través de transfusión de sangre o trasplantes de órganos infectados— son muy poco frecuentes en Argentina debido a los controles que se implementan en los establecimientos de salud.

Prevención
Para evitar la infección por la vía vectorial, es importante poner en práctica las siguientes acciones para evitar la presencia de vinchucas en las viviendas y alrededores, disminuyendo el riesgo de contraer Chagas:

Mantener lo más ordenada posible la casa y sus alrededores.

Ventilar las camas y los catres.

Limpiar detrás de muebles y objetos colgados de las paredes.

Mover y revisar las cosas amontonadas lo más frecuentemente posible.

Evitar que los animales duerman dentro de la casa.

Construir los corrales con alambre o palo a pique; si no es posible, cambiar la enramada al menos una vez al año.

Colocar los gallineros y corrales lo más lejos posible de la vivienda, para que no entren en la casa las vinchucas que pueden estar en estos sitios.

El Ministerio de Salud también recomienda realizar el análisis de la enfermedad de Chagas a todas las embarazadas, con el objetivo de detectar los niños que nacen infectados para implementar a tiempo su tratamiento.