La actriz niega que hiciera este anuncio durante la grabación del episodio especial de ‘Friends’, tal y como han publicado varios tabloides.


Pasan los años y hay una cosa que no cambia para Jennifer Aniston: tener que desmentir una y otra vez rumores sobre su inminente maternidad. Un acoso interminable que llevó a la actriz de 52 años a escribir en 2016 una carta en el Huffington Post para quejarse del constante empeño de algunos medios en averiguar si está o no embarazada.

“Solía pensar que los tabloides son como los cómics, que no deben tomarse en serio, que simplemente son una telenovela que la gente sigue cuando quiere distraerse. Pero la realidad es que la persecución y cosificación que he experimentado de primera mano, desde hace décadas, refleja la forma distorsionada en la que calculamos el valor de una mujer”, denunciaba Aniston entonces.

“Me preocupa hasta qué nivel definimos a una mujer basándonos en su estado civil o de descendencia. La gran cantidad de recursos que invierte la prensa intentando simplemente descubrir si estoy o no embarazada para perpetuar esta noción de que las mujeres que no están casadas o no tienen hijos están incompletas, no tienen éxito o son infelices”, afirmaba con la esperanza de que, al poner así las cartas sobre la mesa, este acoso terminara.

Pero cinco años después, es evidente que no funcionó. No al menos si hacemos caso de las últimas noticias que han publicado algunas cabeceras sensacionalistas afirmando que Aniston ha revelado que estaba en proceso de adoptar un hijo durante la grabación del esperado episodio especial de Friends para HBO que, tras meses de retraso, por fin se pudo llevar a cabo en Los Ángeles a principios de esta semana.

Una feliz noticia que en teoría los espectadores iban a descubrir cuando esta ansiada reunión con el resto del reparto de la serie se emita en los próximos meses. Y decimos en teoría porque tal y como acaba de confirmar su representante a TMZ, que Aniston vaya a convertirse madre por adopción es simple y llanamente mentira. “Es una historia fabricada, un rumor falso de algo que nunca ha ocurrido”, afirma su agente.

¿A quién debemos creernos entonces? Pues obviamente a Aniston. Sobre todo si regresamos a aquella famosa carta de la que antes hablábamos en la que la actriz fue muy sincera sobre lo que iba a ocurrir si algún día decidía tener hijos. “Sí, puede que sea madre algún día. Y si lo hago, seré la primera en contároslo. Pero no persigo ser madre porque me sienta incompleta de alguna forma, como a nuestra cultura sobre las celebrities le gustaría hacernos creer”, prometía. Más claro, agua.