Se trataría de una nueva versión cuyo pago sería a través de una billetera electrónica para evitar que ese flujo de dinero presione la cotización del dólar paralelo

“Se podría comprar alimento con una billetera electrónica a través de la aplicación “Cuidar”, o se pueden bajar la billetera del Banco Nación y pagar en los comercios habilitados”, señala el Gobierno.

Ante el creciente número de contagios por covid-19 el Gobierno analiza diferentes medidas para controlar la circulación del virus y eso incluye potenciales medidas de financiamiento a la clase trabajadora para sopesar una merma en la actividad. Es así que trascendió que se evalúa la implementación de un IFE pero electrónico.

“Con él se podría comprar alimento con una billetera electrónica a través de la aplicación “Cuidar”, o se pueden bajar la billetera del Banco Nación y pagar en los comercios habilitados” aseveró el economista Alejando Bervovich.

“Esto permitiría poner cruz roja a la política, es una idea que esta discutiéndose” amplió Bervovich y dijo que esta situación “le daría inconvertibilidad porque nunca podría terminar en el blue. Esa inconvertibilidad fue la que aprovechamos en los patacones como en la crisis del 2002”.


Días atrás la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco, dijo que con las medidas actuales el Gobierno está “pudiendo ayudar a la gente” a sobrellevar la crisis causada por la pandemia, pero aseguró que “si las circunstancias cambian, las herramientas de ayuda se ajustarán a esa realidad”.

La funcionaria precisó que el Programa de Recuperación Productiva II (Repro II) asistió en marzo último a 7.700 empresas y 290.000 trabajadores, cifras que marcaron un descenso respecto a las 9.025 firmas y 300.800 empleados contabilizados en febrero, lo cual da cuenta de una mejora en la actividad económica.

“Cuando aplicamos el IFE el 80% de la circulación estaba reducida, la gente no podía salir de su casa, las fábricas y gran parte de los comercios estaban cerrados”, indicó Todesca Bocco, sobre el desempeño de esta medida en el 2020.