El Gobierno nacional dispuso este miércoles restringir durante dos semanas la circulación en el AMBA entre las 20 y las 6 del día siguiente, suspender las clases presenciales y limitar las actividades comerciales. Por ahora, no habrá cambios en la “bota”.

El Gobierno nacional dispuso este miércoles restringir durante dos semanas la circulación en el AMBA entre las 20 y las 6 del día siguiente, suspender las clases presenciales y limitar las actividades comerciales, entre otras medidas, para mitigar la circulación del coronavirus.

Al hacer el anuncio, el presidente Alberto Fernández invitó a los gobernadores a adherir a estas medidas, pero dejó claro que ellos tienen la facultad de disponer si las acompañan o no, porque es su potestad.

En ese sentido, desde la provincia de Santa Fe aseguraron que, por el momento, las medidas continuarán sin cambios, pero habrá más controles. 

Desde el gobierno informaron que se toman en cuenta los anuncios de Nación y este jueves se reunirá el grupo de expertos asesores para actuar de la manera más rápida posible, y se continuará monitoreando tres ítems: cantidad de camas críticas ocupadas, tasa de contagio y mortalidad.

Por  el   momento,   continuarán   vigentes   los   contenidos dispuestos en el Decreto provincial Nº280 del pasado 9 de abril, que están basados en el objetivo de cuidar la salud de la población y mantener el pujante crecimiento del sistema productivo provincial, indicaron desde el gobierno.

Mientras tanto, los ministerios de Producción y Trabajo actualizarán protocolos sanitarios y se redoblarán esfuerzos para una mayor coordinación con el sistema privado de salud. Además, se fortalecerán los controles de ingresos a la provincia y aumentará el número de testeos

Por otra parte, aclararon que todas las medidas que puedan tomarse se harán en conjunto con intendentes, presidentes comunales y organizaciones de la sociedad civil.