El gobernador paulista, Joao Doria, anunció la intención de realizar una compra internacional de los medicamentos necesarios para intubar a pacientes con Covid-19 y acusó al Ministerio de Salud de haber “confiscado” los sedantes.

El estado San Pablo, el más afectado por el coronavirus en Brasil, en pocos días podrían llegar a faltar insumos y otros fármacos necesarios para intubar sin dolor a los pacientes de terapia intensiva.

El secretario de Salud de San Pablo, Jean Gorinchteyn, reveló que los insumos con los cuenta el Estado paulista “sirven para algunos días”

Y agregó: “Hace 40 días que estamos haciendo el pedido para entregar los kits de intubación”, afirmó Gorinchteyn, y agregó que los sedantes son necesarios para comenzar a abastecer a 643 hospitales a partir de las próximas 24 horas.

San Pablo vive la mayor ola de internaciones de su historia -llegó a los 13.000 ocupantes de camas de terapia intensiva hace dos semanas y este miércoles se encontraba en torno de los 11.000 tras la cuarentena rigurosa– con lo cual agotó los insumos.

El 1 de abril la tasa de ocupación de camas de terapia intensiva era del 92,6% (13.120 pacientes) y hoy fue de 86,4% (11.798 pacientes). 

Las tasas de internación cayeron un 17,4% en la última semana comparada con la anterior mientras los decesos aumentaron en el mismo período 13% y los contagios 5%. El estado contabilizaba 85.475 muertos1.095 en las últimas 24 horas.