Defensa y Justicia viajó rumbo al Estadio Nacional de Brasilia para enfrentar a Palmeiras sin margen para el error y con la obligación de ganar para soñar con levantar la Recopa Sudamericana y bordarse su segunda estrella en el escudo luego de imponerse en la definición de la Copa Sudamericana 2020 ante Lanús.

El partido comenzó cuesta arriba para los dirigidos por Sebastián Beccacece tras el gol de Raphael Veiga a los 22 minutos del partido. Sin embargo, a la media hora de juego apareció Braian Romero para nivelar el marcador y mantener dentro de juego al conjunto argentino.

Aunque fue expulsado el uruguayo Matías Viña a los 68 del complemento, los de Florencio Varela veían cómo pasaban los minutos y no lograban doblegar al arquero Weverton para llevar las acciones a tiempo extra. Pero a los 93, con un infernal remate desde afuera, Marcelo Benítez apareció de manera milagrosa para desatar la euforia del conjunto argentino y mantener intacto su sueño.La alegría de los futbolistas de Defensa y Justicia tras ganar por penales la Recopa Sudamericana (REUTERS/Ueslei Marcelino)La alegría de los futbolistas de Defensa y Justicia tras ganar por penales la Recopa Sudamericana

Al minuto de comenzar la prórroga se dio una gran polémica. El marcador central Gustavo Gómez busca cubrir a su arquero para descolgar un centro, pero los brazos del paraguayo impactan en Miguel Merentiel, quien queda tendido en el suelo. Ni el juez ni el VAR consideraron que esta situación sea sancionada con una pena máxima.

Cuando Merentiel aún era atendido fuera del campo de juego, Ezequiel Unsain, en su intento de quedarse con el balón, bajó a Rony dentro del área. Leodán González, mediante el VAR, decide cobrar penal. Mientras la autoridad uruguay debatía qué sancionar, se originaron protestas. ¿El saldo? Dos Auxiliares de Palmeiras expulsados y Braian Romero, por Defensa y Justicia. El delantero argentino, ofuscado por lo acontecido, fue corriendo hacia el túnel, donde se produzco una gresca entre ambos planteles.

Ya sin Raphael Veiga dentro del campo de juego, el encargado de ejecutar la pena máxima fue Gustavo Gómez. Unsain adivinó la dirección del remate del paraguayo y logró redimirse; sin embargo, en el rebote se dio otra polémica. Cuando el marcador central estaba a punto de patear nuevamente la pelota, un jugador de Defensa y Justicia se lo llevó por delante. Tanto para el colegiado principal como para los encargados del Árbitro Asistente de Video no fue nada.

Finalmente todo se definió con una tanda de penales, y Defensa y Justicia fue el que estuvo más fino. Los comandados por Beccacece aprovecharon las fallas de Luiz Adriano y Weverton para imponerse por 4 a 3 gracias a los tantos de Adonis Frias, Miguel Merentiel, Eugenio Isnaldo y Enzo Fernández.

“Conseguimos algo histórico y épico”, sostuvo el entrenador en conferencia de prensa. El Halcón ahora va por más, ya que integrará el Grupo A de la Copa Libertadores junto a Palmeiras, Universitario de Perú e Independiente del Valle. También apunta a la Copa de la Liga Profesional, certamen que lo tiene octavo dentro de la Zona 2, pero a sólo un punto de Boca, último en clasificar a la Fase Final.