Traería entre 400 y 500 mil dosis y se espera que esté de vuelta en la Argentina el domingo por la tarde. Se suma al cargamento con 864.000 vacunas de AstraZeneca que llegarán el mismo día en un vuelo de KLM.

A horas de que el país se quede sin vacunas contra el coronavirus, anunciaron que este sábado sale un nuevo vuelo a Rusia en busca de Sputnik V. Traería entre 400 y 500 mil dosis y se espera que esté de vuelta en la Argentina el domingo por la tarde. Se suma a la partida con 864.000 de las de AstraZeneca que llegarán ese mismo día en un vuelo de KLM pertenecientes al fondo Covax.

En TN, el periodista Norberto Dupesso anticipó que el vuelo de Aerolíneas Argentinas fue programado para las 02.00. También informó que el número final de unidades que serán trasladadas a la Argentina dependerá del stock disponible.

El nuevo viaje a Moscú será el decimocuarto que hace la Argentina en busca de vacunas contra el COVID-19. Tendrá una duración de 16.30 horas de ida y 18 de vuelta, por lo que el regreso del avión está previsto para las 16.30 del domingo.

El cargamento de Sputnik V llegará a la Argentina el mismo día que lo hará una nueva partida de 864.000 vacunas de Oxford/AstraZeneca desde Ámsterdam, en un vuelo regular de pasajeros de KLM.

Según pudo saber TN, las vacunas viajarán al país en la bodega, junto al equipaje de los pasajeros. Al igual que en el caso del desarrollo ruso, aún se desconoce si el envío corresponde a l primera o a la segunda dosis.

Está previsto que el vuelo llegue al Aeropuerto Internacional de Ezeiza a las 06:10 de la mañana del domingo con la partida del fondo Covax, una iniciativa creada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que busca subsanar la desigualdad entre la capacidad de los países para adquirir dosis.

Se activan las negociaciones privadas por la falta de vacunas
En medio de las dificultades que el Ejecutivo reconoce tener para adquirir la vacuna contra el coronavirus, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero confirmó que “no está prohibido” que provincias y hasta privados intenten acceder a las dosis. “No es el Gobierno Nacional el único que puede comprar”, avisó el funcionario días atrás.

A partir de dichas declaraciones, las compañías activaron las negociaciones para conseguir el suero. Esta semana, una de las cámaras más importantes del país le informó al Gobierno que, “sin interferir” con su trabajo, averiguará si puede inocular a sus empleados. Sin embargo, no estaban seguros de poder lograrlo. Saben que se enfrentan a un camino lleno de complicaciones.